El biobutanol ha sido empleado con éxito en un Ford Focus

Crean un biocombustible del whisky sustituto del diesel

Un grupo de investigadores de la Napier University de Edimburgo, que desde 2012 lleva trabajando en el estudio de las posibilidades de la reutilización de los residuos derivados de la fabricación del Whisky.

La encargada de realizar tan sorprendente investigación ha sido la startup escocesa Celtic Renewables, quienes han creado el primer automóvil del mundo que funciona con lo que han denominado biobutanol, un sustituto directo del petróleo y el diésel.

En la actualidad los biocombustibles son considerados más ecológicos y potencialmente más económicos que los combustibles de hidrocarburo. Hoy en día existen varios métodos para la producción de biocombustible, aunque la mayoría de ellos emplea materiales de origen vegetal que se fermentan hasta formar alcoholes etanol o butanol.  Precisamente éste último es el que es empleado como combustible.

La compañía Celtic Renowables asegura que se trata del primer automóvil que funciona con este tipo de combustible. Además, la mencionada startup propone organizar la producción de este biocombustible a gran escala en Escocia, que según anuncia tendrá un costo relativamente bajo, aunque no especificó detalle alguno de la inversión.

El biobutanol parece que ha funcionado en la prueba que los investigadores llevaron a cabo con un Ford Focus. El profesor Martin Tangney, fundador de la compañía se ha felicitado del hallazgo tras el experimento, comentando que “es la primera vez que un coche se ha conducido gracias a un biocombustible del whisky”.

El biobutanol utilizado como combustible se produjo con los deshechos de los granos de cebada – ricos en azúcar -, los cuales se dejan en remojo a altas temperaturas para extraer estos azúcares. Para el citado biocombustible también se emplearon los restos obtenidos tras la destilación del whisky.

La fabricación anual de whisky escocés produce más de 750.000 toneladas de residuos del fondo y 2 millones de litros del destilado anterior al whisky final.  La citada startup ha recibido un fondo de 9 millones de libras esterlinas (9.870.20 euros) del gobierno de Escocia para construir la fábrica de demostración.

etiquetas:

Los comentarios están cerrados.