Un pequeño impacto en el cristal reduce su resistencia en un 70 por ciento

El parabrisas: un componente vital

Mantener los cristales de tu vehículo en buen estado permiten reducir los riesgos y la inseguridad al volante, además de aportar un 30 por ciento más de seguridad a la estructura del vehículo. Incluso un pequeño desperfecto en el cristal, provocado por ejemplo por el impacto de una piedra, reduce la resistencia del parabrisas en un 70 por ciento de su resistencia, según el estudio presentado por Carglass y realizado por la Universidad Autónoma de Barcelona.

el parabrisas y las lunas son también un elemento básico para la resistencia del techo en caso de colisión y vuelco, ya que de él depende en gran parte la resistencia del techo en caso de colisión y vuelco, además del correcto funcionamiento del airbag.

Test dinámicos han demostrado que cuando el techo del coche se aplasta menos de 10 centímetros, los cristales seguros del automóvil resisten y evitan que éstos salgan despedidos o se rompan.

En el caso del airbag, si el parabrisas no se encuentra bien adherido, al desplegarse hace saltar el cristal y da como resultado lesiones graves para los ocupantes.

En España un 10 por ciento de los vehículos tuvieron algún tipo de daño en el parabrisas en 2011. El parabrisas es el componente que mayor índice de siniestrabilidad debido a que gran parte de los siniestros son por impactos frontales. El siguiente componente que se registran más daños son las lunas laterales y finalmente la trasera es la que se ve menos afectada.

Tres son los factores que más influyen en la rotura del parabrisas: el estado del firme, la inversión pública en carreteras y los factores térmicos. En el caso del primero, Carglass calcula que hasta el 80 por ciento de los impactos son causados por gravilla. Respecto a la inversión pública, la compañía especializada en reparación de lunas señala que la tendencia detecta que a mayor inversión por kilómetro de carretera, disminuye la siniestrabilidad del parabrisas. Entre 2009 y 2010 esta inversión disminuyó un 29 por ciento.

Por último, la climatología es otro de los factores que influyen en la siniestrabilidad del cristal. La exposición al sol con temperaturas elevadas, el frío, las heladas, así como el aire acondicionado o la calefacción afectan al cristal y pueden provocar que los impactos se conviertan en rotura.

Ránking de siniestrabilidad en las lunas de los vehículos
Guadalajara 12,0% Palencia 8,2% Almería 6,5% Lugo 5,1%
Zamora 11,7% Segovia 7,8% Huesca 6,5% Murcia 5,1%
Valladolid 11,6% Sevilla 7,7% Barcelona 6,5% Vizcaya 5,1%
Ávila 10,7% Asturias 7,5% La Rioja 6,2% Valencia 5,0%
Toledo 9,8% Cáceres 7,4% León 6,2% Navarra 4,8%
Soria 9,7% Córdoba 7,2% Málaga 6,0% Cádiz 4,6%
Álava 9,5% Cuenca 6,9% Cantabria 5,8% Castellón 4,6%
Burgos 9,3% Lleida 6,9% Granada 5,5% La Coruña 4,4%
Ceuta 9,2% Ourense 6,8% Tarragona 5,5% Alicante 4,3%
Salamanca 9,0% Jaén 6,7% Guipozcoa 5,4% Melilla 4,2%
Badajoz 8,3% Pontevedra 6,7% Teruel 5,3% Las Palmas 3,7%
Madrid 8,3% Zaragoza 6,7% Albacete 5,2% Tenerife 3,1%
Huelva 8,2% Girona 6,6% C. Real 5,1% Baleares 2,9%

etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>