Tan sólo se venderán 50 unidades a un precio cercano a 800.000 euros

Richard Mille RM 27-03 Rafa Nadal

La casa relojera suiza aprovechó la celebración del Torneo Roland Garros para presentar su última joya esférica, que su embajador Rafa Nadal lució en su muñeca en la conquista de su décima Copa de los Mosqueteros, esta vez ante el suizo Stan Wawrinca en poco más de dos horas.

La original pieza adornada con los colores de la bandera española es un tourbillón que cuenta con un chasis monocasco indestructible.

La última creación de Richard Miles es tan brillante como el juego de Rafa Nadal. Dos estrellas que han vuelta a unir sus fuerzas, y van siete, para la última creación de la prestigiosa casa relojera suiza a la que no se le ha parado el tiempo, sacando relojes extremadamente complicados al alcance de unos pocos (muy pocos millonarios).

La colaboración de Rafa Nadal con Richard Mille data de 2008, cuando se conocieron en un evento social en el que según cuenta la leyenda, el tenista español retó al creador francés a realizar un reloj tan ligero que pudiera llevarlo siempre puesto en torneos y entrenamientos. Lo cierto es que aquella no fue la primera ver que Richard Milles diseñaba un reloj para un deportistas de élite, pues años antes el brasileño Felipe Massa pilotaba su Fórmula 1 portando uno de sus tourbillón en la muñeca, concretamente el RM006. Richard Mille aceptó el desafío de Nadal y dos años más tarde presentó el RM 27-03, el que fuera en aquellos momentos el reloj mecánico más ligero del mundo. El éxito de la edición ha continuado, gracias a contar con los materiales y mecanismos más avanzados del mundo hasta llegar al impresionante RM 27-03 Rafael Nadal.

La principal innovación del reloj es que es capaz de soportar aceleraciones de hasta 10.000 g. Para que nos hagamos una idea de la resistencia del reloj, la máxima aceleración de un avión de combate es de 9g, que hace que el piloto se desmaye.

El portentoso RM 27-03 cuenta con una caja monobloque fabricada en Carbon TPT, un material de múltiples capas de filamentos paralelos obtenidos a base de separar los hilos de carbono. Dcihas capas cuentan con un grosor máximo de 30 micras y se encuentran saturadas de resinas y apiladas en una máquina especial que modifica la orientación de la fibra 40º entre cada capa.

Una vez que se ha calentado hasta los 120º y sometida a una presión de 6 bares, el Carbon TPT se mecaniza en la fábrica de piezas de Richard Milles. Entre las virtudes que cuenta el Carbon TPT se encuentra su excelente resistencia a las microrroturas y grietas.

Por vez primera la carrura en un Richard Mille desaparecer, ensamblándose el bisel y el fondo directamente sobre la platina para formar el monobloque. Una construcción que se encuentra inspirada en los coches de carrera, con el objetivo de asegurar la máxima rigidez y resistencia a los impactos. Aunque aquí no acaba la misma, ya que importa puentes de titanio de grado 5 en todos los componentes del movimiento, cuyas formas recuerdan a las astas de un toro como detalle al logotipo utilizado por Nada en su exclusiva línea de ropa comercializada por Nike, a la vez que añade refuerzos en partes clave del calibre con el fin de incrementar en mayor medida su rigidez.

Tampoco pasan desapercibidos en este atractivo RM 27-03 los afilados puentes esqueleteados que gobiernan el centro de la esfera y rodean el barrilete, que porporciona 70 horas de reserva de marcha y el tourbillón, que late a 3 hercios. Además la corona tiene forma de pelota de tenis.

Con unas medidas de 47,77 de longitud, 40,30 de anchura y 12,75 de altura, esta edición limitada a tan solo 50 unidades cuenta con un precio de 766.800 francos suizos, que al cambio son 703.003 euros.

etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>