Se espera que alcance un precio entre 50.000 y 60.000 libras

A subasta el Land Rover Series 1 de Winston Churchill

Sí, como lo oye, la casa Cheffins Vintage Sale, especializada en la subasta de clásicos, saca a la venta al mejor postor el que fuera el coche particular del primer ministro británico.

Aunque no hablamos de un Land Rover cualquiera pues el Series 1 fue el precursor del Defender que conocemos hoy en día. Producido en 1954, el Land Rover Series 1 fue un regalo de la marca británica ese mismo año a Churchill por su 80 cumpleaños.

Carismático y polémico, además de ser uno de los más queridos, no es de extrañar que algún que otro coleccionista quiera hacerse con el que fuera el coche predilecto de este personaje histórico.

Churchill lo utilizaba para pasear con su chófer en su finca de Chartwell y cuenta con la particularidad de la anchura extra del asiento del pasajero, pues conviene recordar que el elocuente político británico era un hombre de tamaño grueso. Precisamente esa mayor anchura llevó a prescindir del asiento trasero central, que fue sustituido por un reposa brazos estrecho. Otros de sus extras fueron las agarraderas forradas en cuero y el calefactor de pies y del habitáculo, un elemento ideal para soportar las frías mañanas de invierno.

Este mítico todoterreno aún sigue portando su matrícula original UKE, que significa United Kingdom Empire.

Al fallecimiento de Churchill en 1965 su heredero seguía utilizándolo, pero al no pagar el impuesto de matriculación desde 1967, sólo podía circular por la finca de Chartwell.

Seis años más tarde, en 1973 el vehículo fue vendido por sólo 160 libras a Norman Wills en una subasta de viejo equipamiento agrícola. Wills llamó a un amigo para que le ayudase a trasladarlo con un remolque. Su amigo descubrió quien fue su primer propietario y le ofreció el doble de lo que había pagado por el coche, es decir, 320 libras.

De esta manera el señor Mills se quedó sin este coche, que nunca fue restaurado y que en la actualidad solo ha tenido ese dueño aparte de la familia Churchill.

Con 12.392 millas a sus espaldas el coche funciona perfectamente, aunque probablemente necesitaría algún que otro arreglo en carrocería y habitáculo.

Lejos de aquellos cientos de libras que se pagaron en aquella subasta agrícola, es probable que quien quiera tener el vehículo del que fuera líder de la nación en los duros años de la Segunda Guerra Mundial tenga que desembolsar una cantidad entre las 50.000 y 60.000 libras, que es el precio que se espera alcanzar en subasta.

etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>