HRT: en la cuerda floja

Cuando en 2009 Hispania Racing Team – como era denominada HRT – se convertía en el primer equipo español en obtener la licencia para participar en el Mundial de F1, sacábamos a pasear nuestro orgullo patrio de lo que suponía este hecho histórico nada menos que en la categoría reina del motor. Así pues, en 2010 Hispania entraba a participar en el campeonato embarcándose en una aventura con el peor escenario económico posible, ya que se agudizaba una terrible crisis económica que aún perdura y que es la que ha hecho mella en un equipo. Primero con la familia Caravante, que fuera retirada del antiguo equipo Hispania en 2011 por las grandes deudas que acumulaba con su máximo accionista, el Banco Popular.

Para tratar de reflotar el equipo se encomendó la labor a un grupo inversor especializado en estos menesteres, como es Thesan Capital, como ya lo hiciera con las Tiendas Aurgi o el grupo audiovisual Vertice 360, especializado en los contenidos de producción para cine y televisión. Una noticia que fue acogida por muchos con mucho agrado, esperando que esto supusiera el impulso definitivo que se reflejara en un crecimiento en la parrilla de Fórmula Uno. Si bien otros tantos ponían en duda la confianza que se podía depositar en un grupo inversor de riesgo.

A finales del pasado año y a lo largo de este se llevaría a cabo la “españolización” del equipo, contratando mucho personal español – incluidos los pilotos Pedro de la Rosa y Dani Clos -. Incluso se trajo la oficina de diseño a España y se montó la sede de la escudería en Madrid, concretamente en la Caja Mágica. Aunque todo esto parece que visto con el paso de los meses no ha sido más que una estrategia para aumentar la confianza de los posibles inversores para luego vender por un precio mayor. Si es que se puede, que no es tarea fácil pues un equipo de F1 con sede en Madrid, sin túnel de viento y con una capacidad competitiva muy limitada no hace sino desmoronar la pretendida operación ¡Ojalá me equivoque! Aunque parece que el paciente no tiene buena pinta, pues corren rumores que Thesan quiere vender la plaza del equipo en la Fórmula Uno, hoy en día su principal valor, dejando a su suerte lo que es hoy HRT y su sede en la Caja Mágica. Un futuro que compromete hasta el de los pilotos, entre ellos el de Pedro De la Rosa, quien siempre ha puesto fe ciega en el equipo.

El tiempo juega en su contra para la formación más modesta de la parrilla, que tiene que ver como no llega el dinero, ante el astronómico gasto que exige estar en los grandes premios. Tanto que en lo que va de temporada jamás han viajado más de 50 integrantes del equipo a los grandes premios.

Como “a perro flaco todo se le vuelven pulgas”, a la obligación de buscar un comprador solvente antes del 2 de diciembre se le suman los 500.000 dólares para poder participar en el Campeonato de la Fórmula F1 de la próxima temporada. Una cantidad que actualmente no dispone. ¿Será el final?

Artículos relacionados:

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>