Menos mal que el Plan PIVE se prorroga

Sin lugar a dudas el Plan PIVE – Programa de Incentivos para el Vehículo Eficiente – fue una de las ideas más acertadas llevadas a cabo por el Ejecutivo de Mariano Rajoy viendo que las ventas de coches caían hasta niveles de los años 70. Aunque no nos llevemos a engaño, pues si observamos en términos globales estas ayudas a la compra planteadas por el Gobierno del PP hace tres meses y dotadas con 75 millones de euros de presupuesto – de las que beneficiaron 75.000 personas – resultaron ser insuficientes para reflotar un castigado sector como el del automóvil, que vio como en 2012 se matricularon menos de 700.000 turismos y todoterrenos -699.589 unidades, para ser exactos -, incluso un 13,4 por ciento menos que en 2011, unas cifras por debajo del potencial de nuestro mercado. Sólo basta observar que cuando su plazo expiraba el 31 de marzo, los fondos se agotaron el pasado 11 de enero.

Con tales datos estaba claro que el sector necesitaba que mantuviera las mencionadas ayudas para frenar, en cierto modo, la sangría en ventas de un sector que ha sufrido y sigue sufriendo el azote de la crisis.

Incluso los resultados obtenidos han debido de convencer al Gobierno para doblar el presupuesto inicial hasta los 150 millones de euros incrementándose el número de potenciales beneficiarios hasta los 225.000.

Pero ¿qué ha supuesto el Plan PIVE?, ¿en realidad ha sido un éxito? Hasta el momento una recaudación por vía impositiva para las arcas del Estado de 300 millones de euros, de los cuales 100 millones corresponden a la demanda adicional generada por el mencionado plan. Así que si tenemos en cuenta que el desembolso del Estado en la ayudas a la compra del vehículo eficiente ha sido de 75 millones de euros, el retorno de la inversión inicial se ha multiplicado por cuatro.

Un efecto multiplicador que ha generado un impacto económico total de 930 millones en España del que se han beneficiado no sólo concesionarios del automóvil sino también aseguradoras, entidades financieras, industria componentes, etc.

Tampoco debemos obviar que otro efecto positivo para nuestra maltrecha economía que ha generado tal Plan ha repercutido sobre el empleo, ya que ha permitido mantener los 4.500 puesto de trabajo, si contabilizamos todos los vinculados a la venta: fabricación, componentes, comerciales, así como los asociados a la misma como las aseguradoras o los servicios financieros, por citar algunos.

Los precios del vehículo se han visto reducidos con el Plan PIVE con una rebaja media de 4,6 por cientoIncluso los precios del vehículo se han visto reducidos como consecuencia del Plan PIVE, ya que ha supuesto una rebaja media del 4,6 por ciento en el precio del automóvil, lo que ha contribuido a rebajar el IPC en 0,15 puntos.

Tampoco debemos olvidar que muchas de las operaciones que se fraguaron en los meses posterioresa la aprobación del Plan PIVE se verán materializadas este mes de enero, que podría cerrarse con una subida de las matriculaciones en un 5 por ciento, lo que traducida en unidades serían unas 38.000 unidades. La primera subida desde agosto de 2012, cuando por aquella época se produjeron ventas anticipadas por la subida del IVA.

Las ayudas continúan y el sector se congratula por la dotación presupuestaria superior en la renovación de un Plan como el PIVE que ha frenado la caída de ventas motivada por diversos factores como la subida del IVA- primero del 18 por ciento y después del 21 por ciento – que se terminase el plan 2000E, la pérdidas de confianza del consumidor, los más de seis millones de parados. Nada que nos pille de improviso.

Artículos relacionados:

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>