Mujeres al volante… una indefensión constante en Arabia Saudí

Hoy no es un día cualquiera para las mujeres en Arabia Saudí, sino lo que es conocido como el día ‘D’, una fecha cargada de simbolismo y en el que muchas mujeres le echan “ovarios” y se ponen al volante en el reino del petróleo a pesar de correr el riesgo de ser duramente castigadas por la policía religiosa si se ponen al volante de un vehículo.

Parece mentira que en pleno siglo XXI no exista una abolición a esta restricción que prohíbe a las mujeres ponerse a los mandos del volante, siendo el único país en el mundo que tiene algo así de absurdo. Una de tantas restricciones en las que el régimen de la Riad somete los derechos de las saudíes y que se remonta a 1990, cuando el gran muftí – la mayor autoridad religiosa – de Arabia Saudí, el jeque Abdulaziz bin Baz publicara una publicará una fatua – edicto religioso – que llevaría al Ministerio del Interior de aquel país a imponer la prohibición de conducción a las mujeres. Lamentablemente y a pesar de que desde aquel momento no existe una ley específica al respecto, la represión es aún mayor si cabe, contra aquellas mujeres que osan ponerse al volante.

En aquella década de los 90, hubo mujeres que desafiaron la prohibición, la mayoría colegas de una profesión a la que amo, como es el periodismo e intelectuales, que como se temía fueron detenidas. Y eso no es lo peor, pues incluso se las prohibió ¡viajar al extranjero!, como si eso fuera una temeridad. Arrestadas las conductoras e incautadas sus vehículos a la espera de que el mehrem o tutor, que cómo no debía ser un varón de la familia se persone en la comisaría a fin de firmar un documento en el que promete no volver a repetir la infracción. En algunos de los casos, las acusadas se enfrentaron a cargos entre los que se incluía “desafiar al monarca”. Una de estas, en concreto Manal al Ashariff, la organizadora de la actual convocatoria para que todas las mujeres salgan con su coche a la calle tal día como hoy, 26 de octubre.

La locura llega a tal extremo que el jeque Salé al Lohadien, un destacado jurista saudí a la par de unos de los clerigos más importantes del país nos deleitó con una sandez de declaración en la que afirmaba que conducir lesiona los ovarios. “Si una mujer conduce un coche sin que sea absolutamente necesario podría sufrir impactos psicológicos negativos, toda vez que hay estudios médicos fisiológicos y funcionales que demuestran que la conducción afecta automáticamente a los ovarios y presiona la pelvis hacia arriba”, manifestó.

Desde Motorfan queremos lanzar nuestra más firme repulsa a esta situación que viven las féminas y dar nuestro apoyo a las activistas que desde twitter con su hastag ‘#26October’ nos invitan a apoyarlas por esa falta de independencia que reclaman con todo derecho. Que una mujer conduzca un vehículo debe ser una elección y no un castigo para quien se pone al frente del volante.

Artículos relacionados:

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>