A pesar de esta situación, la empresa germana apunta que no corre ningún riesgo de desaparición

Gumpert se declara en bancarrota

La crisis global que afecta los mercados continúa haciendo estragos y uno de los sectores que ha hecho de las suyas ha sido el de la automoción, sobre todo el de los fabricantes artesanales de producción limitada que han visto como sus sueños de gloria se deshacen a pasos agigantados. Tal es el caso de Gumpert, quien se ha visto obligada a declararse en bancarrota, ante la alarmante falta de liquidez que han sufrido en as últimas fechas. Sus escasas ventas, sobretodo en China, les ha obligado a acogerse a un concurso de acreedores.

Al parecer y a pesar de esta delicada situación por la que atraviesa la empresa germana no corre peligro de desaparición, pues desde Gumpert apuntan que esta situación es provisional. De momento y como resolución al conflicto por el que atraviesa, el tribunal alemán encargado del caso a nombrado a Görge Scheid como administrador concursal.

En sus primeras declaraciones Scheid ha comentado que la compañía apostó muy fuerte por el mercado chino, pero este lo ha dado la espalda por lo que habrá que seguir trabajando centrándose en un mercado como el europeo donde tienen a fieles clientes. Incluso y tras esta decidión, al actual administrador espera que la situación de Gumpert mejora de manera notable y vuelvan a producir modelos.

Para quienes no conocen a Gumpert, os daremos unas pinceladas acerca de los inicios de esta compañía creada pro Roland Gumpert, ex ingeniero y directivo de Audi, que se unió a otro ex ingeniero de Audi como es Roland Meyer, para crear una marca que produjera deportivos radicales de producción artesanal. Así nacería en 2004 Gumpert con un único modelo de la compañía hasta la fecha nacido en 2005 como es el Apollo. A partir de ahí la oferta de este modelo ha ido creciendo con distintas variantes. En sus inicios el citado Apollo incorpora un motor V8 de origen Audi de 650 caballos de potencia, una potencia que en su versión más radical otorgaba 800 caballos. Incluso llegó a presentar el pasado año, con motivo del salón de Ginebra, un deportivo más racional y cómodo que el Apollo, denominado Gumpert Tornante.

Artículos relacionados:

etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>