Llenar su depósito costaría alrededor de 1,5 euros

Llega el coche de aire comprimido

La solución a los problemas energéticos no pasa por la electricidad, ni por el hidrógeno, ni por la utilización de un sistema híbrido sino por el aire comprimido; al menos así lo piensa el ex ingeniero de Fórmula Uno Guy Nègre, quien ha creado un motor de automóvil que funciona con aire comprimido. Y para demostrar que esto es una realidad, la empresa para la que trabaja MDI ha creado en colaboración con Tata el prototipo Mini Cat, el primer coche del mundo que funciona con este tecnología.

A priori presenta más ventajas que cualquier eléctrico enchufable, como es el hecho de contar con una autonomía de 300 kilómetros y un coste inferior de repostaje. Tanto es así que sus responsables aseguran que se sitúa en 50 céntimos cada 100 kilómetros – una décima parte de lo que consume un motor de gasolina -, por lo que llenar su depósito costaría 1,5 euros. Otra de las ventajas que presenta son los mayores intervalos de tiempo entre revisiones que las requeridas por un motor de combustión, debido a la simplicidad de su mecánica. De esta manera, el cambio de 1 litros de aceite – utiliza vegetal – sólo se haría necesario cada 50.000 kilómetros.

Llegará en agosto Entre las pegas que presenta este tipo de tecnología se encuentra la infraestructura requerida, ya que las gasolineras deberán establecer compresores de aire especiales, para lo que se requerirá contar con un tiempo de 2 ó 3 minutos en realizar el proceso de carga. También se puede cargar en nuestro propio domicilio, con la instalación de un compresor propio, lo cual llevará de 3 a 4 horas el proceso de carga completa. Además, otro de sus grandes hándicaps a los que tendrá que enfrentarse reside en sus prestaciones, ya que su velocidad máxima no supera los 105 km/h.

El motor en cuestión desarrollado por Nègre para la empresa MDI ubicada en Luxemburgo – que tiene la patente de esta tecnología -, utiliza aire comprimido para impulsar los pistones y hacer mover el coche.

El Mini Cat es un simple y liviano coche urbano impulsado por aire comprimido, que cuenta con un chasis tubular al que lleva pegado – no soldado – un cuerpo de fibra de vidrio. Las funciones eléctricas del mismo se encarga de realizarlas un microprocesador, que a través de un radiotransmisor manda las órdenes a los elementos eléctricos del vehículo, tales como las luces o los indicadores de intermitencia.

La temperatura del aire limpio que expulsa por el tubo de escape se encuentra entre 0 a 15 grados, lo que permite utilizarlo con el aire acondicionado, sin necesidad de recurrir al freno para la recarga de energía.

Tampoco recurrirá a un llave de entrada al vehículo, sino que bastará con una sencilla tarjeta de acceso que podemos llevar en nuestro bolsillo y que la centralita leerá.

El Mini Cat podrá estar listo para agosto, fecha en la que Tata espera poderlo lanzar en la India a un precio aproximado de 5.455 euros.

No te pierdas este vídeo donde te mostramos cómo funciona el motor de aire comprimido.

Imagen de previsualización de YouTube

Artículos relacionados:

etiquetas:

2 respuestas a Llega el coche de aire comprimido

  1. fernando kjuro arenas dijo:

    A estas contribuciones tecnologicas se debe de incentivar en todo el mundo. Ya era hora de que se ponga a la luz la verdadera capacidad del ser humano como impulsor de su propio desarrollo ( verdadero desarrollo). Quisiera saber cuando llegará al Perú. Felicitaciones………

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>