Tuvo que limpiar el motor

Lleva su coche al taller y descubre un almacén de nueces

El invierno puede provocar numerosos averías en el vehículo, aunque pocas tan curiosas como la que le sucedió a Chris Persic y a su pareja en Pensilvania (EEUU).

Según cuenta en la red social Facebook, em pasado 7 de octubre llamó a su pareja por teléfono para comentarle que el coche, que normalmente aparcan en la calle, hacía un ruido extraño y olía a quemado.

Tras levantar el capó se encontró con una gran sorpresa, ya que el vano se encontraba repleto de nuevces. Una situación que se debe a que un grupo de ardillas residentes en la zona habían utilizado este compartimento en el que se encuentra el motor como almacén en previsión de las bajas temperaturas próximas.

Además de tener que limpiar el motor, en el taller tuvieron que revisar diversos elementos mecánicos del coche, temiéndose que los citados roedores pudieran haber mordido algún tubo o manguito, provocando de esta manera, una peligrosa avería. Afortunadamente no paso más allá de este curioso percance.

Artículos relacionados:

etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>