Los coches de gasolina representan el 51,6 % de las ventas, según Anfac

Los españoles compramos coches por debajo de los 15.000 €

Más de la mitad de los españoles quiere un coche barato. El 52,2 por ciento de los que adquirieron un coche nuevo durante el primer trimestre del año pagaron menos de 15.000 euros, según datos facilitados por la Agencia Tributaria.

Sin embargo el precio medio pagado por un vehículo ha subido 1,36 por ciento, hasta nada menos que 17.251 euros con los impuestos incluidos. Entonces, ¿cómo ocurre esto? Sencillamente porque se ha producido un aumento en el precio de los vehículos situados en los tramos entre los 10.000 y los 15.000 euros y entre los 15.000 y los 20.000 euros.

Nada menos que 334.406 vehículos fueron los contabilizados entre enero y marzo por el ente dependiente del ministerio de Hacienda, lo que supone un alza del 10 por ciento respecto al mismo período del pasado año. Por estos vehículos Hacienda recaudó  108,7 millones de euros, nada menos que un 22 por ciento más que el pasado año. Cantidad, por cierto, que este ministerio debe transferir a las comunidades autónomas.

Este incremento de lo recaudado tiene su explicación en el auge de las ventas tanto de los coches de gasolina como el de los todocaminos, que emite más C02, un gas que utiliza Hacienda para la tributación del Impuesto de matriculación a través de cuatro tramos. Si hace dos años nada menos que un 88 por ciento de los vehículos que emiten por debajo de los 120 gr/C02 por kilómetro se encuentran exentos del pago tributario. A esta cifra ha caído hasta el 74 por ciento y las emisiones medias alcanzan los 117 gr/km, uno más que el promedio de 2017.

Según los datos facilitado por Anfac (Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones), la gasolina alcanza nada menos que el 56,1 por ciento del total de las ventas del mercado nacional, mientras que el diésel ha caído hasta el 38,1 por ciento. Un dato que no deja de ser significativo cuando hace tres años dos de cada tres coches comprados en España eran diesel.

Tal como está la situación, el sector del automóvil negocio con Hacienda la eliminación del Impuesto de Matriculación. Una situación que no quieren pasar por alto las Comunidades Autónomas, quienes ahora recaudan más a través del mencionado impuesto por el que exigen una compensación al ministerio dirigido por Montoro de llegar a la desaparición de este tributo.

El sector del automóvil alerta de un encarecimiento mayor del automóvil cuando entre la nueva homologación de emisiones (WLTP), mucho más real que la actual y que hará que todos los vehículos incrementen sus niveles de emisiones, hasta tal punto que más de un tercio de los vehículos que hoy estarían exentos de tributación, deberían pagar el 4,75 por ciento. Un hechos que según las marcas conllevaría a una caída del sector del 7 por ciento.

Artículos relacionados:

etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>