Incumplir la ley supone una sanción de 200 euros y tres puntos del carné, además de la inmovilización del vehículo

Los niños ya no pueden viajar de copiloto en el coche

Desde el pasado jueves 1 de octubre los niños ya no pueden viajar en el asiento delantero del vehículo, fecha en la que entraba en vigor el Real Decreto 667/2015 del 17 de julio, que modifica el Reglamento General de Circulación, que hace referencia a los cinturones de seguridad y SRI (sistemas de retención infantil) homologados. Además, dicho reglamento establece en su artículo 117 establece la prohibición de circular con menores de estatura igual o inferior a 135 centímetros situados en los asientos delanteros del vehículo salvo que utilicen dispositivos homologados al efecto. En el caso de no cumplirse esta situación, será motivo de multa de tráfico, que establece una sanción de 200 euros y la pérdida de tres puntos en el carné, además de la inmovilización del vehículo.

La mencionada normativa sí establece tres excepciones muy concretas, según nos recuerdan desde Pyramid Consulting en las que los agentes de tráfico no sancionarán a los conductores que lleven a un menor sentados en su correspondiente Sistema de Retención Infantil (SRI) cuando el coche es un biplaza y por lo tanto, carece de asientos traseros, cuando todas las plazas se encuentren ocupadas por menores de estatura igual o inferior a 135 centímetros y cuando en las plazas resulte imposible instalar una sillita en la banqueta trasera del vehículos.

Desde Motorfan, queremos recordar que en el caso de utilizar el asiento delantero, sólo se podrá colocar el Sistema de Retención Infantil en el sentido contrario a la marcha siempre y cuando se pueda desactivar el airbag frontal de esta plaza.

Respecto al uso del cinturón de seguridad, cabe tener presente que todos los ocupantes deben llevar abrochado el mismo en cualquier trayecto, ya sea urbano o interurbano, además de los menores de edad con una estatura igual o inferior a 135 centímetros, quienes también deben viajar en un sistema de retención infantil adecuado a su peso y talla. el empleo de los citados sistemas SRI reducen en un 90 por ciento el riesgo de lesiones y en un 75 por ciento el de muerte en caso de accidente. Además, la falta de instalación así como la no utilización de los cinturones de seguridad y otros SRI tendrán la consideración de infracción grave y muy grave.

A pesar de la obligatoriedad de llevar puesto el cinturón de seguridad, la ley contempla también excepciones como que el coche carezca de cinturones de seguridad, la segunda que en el que exime de llevarlo a aquellas personas que dispongan de un certificado de exención por razones médicas. Por último, la tercera es que está permitido desabrochar al realizar una maniobra de marcha atrás o de estacionamiento.

Artículos relacionados:

etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>