En 2023 estará disponible este sistema de carga por inducción

Oslo será la primera ciudad en instalar carga inalámbrica

Christiania o Cristianía como antaño, entre 1624 y 1897, se la conocía a Oslo podrá presumir en unos años de ser la ciudad más innovadora a nivel eléctrico, ya que los taxis que circularán por esta ciudad noruega podrán recargar sus baterías sin necesidad de tener que acudir a un punto de recarga. Para llevar a cabo este ambicioso proyecto, la empresa energética Fortum se ha unido con la Ciudad de Oslo y con la compañía estadounidense Momentum Dynamics para construir una infraestructura inalámbrica de carga rápida para taxis en la capital nórdica.

Según comenta Fortum, las placas de carga – que contarán con una bobina inductora – se instalarán bajo el asfalto donde se encuentra estacionado el taxi, en el que se montará un receptor bajo el capó.

“Los taxis podrán conducir hasta el cargador iniciándose de manera automática, una vez allí, una sesión de carga inalámbrica. Esto permitirá que se carguen en un lugar donde de todos modos, estarían esperando nuevos clientes. La diferencia es que no emitirán gases contaminantes mientras esperan, sino que recibirán energía renovable, que es la que se genera para cargar la batería del taxi”, explica Annika Hoffner, directora de Fortum Charge & Drive.

Este elocuente sistema eliminaría de un plumazo tanto el factor tiempo como la infraestructura, ya que evitaría que los taxistas vayan en busca del cargador y esperen a que las baterías se recarguen.

Claro, que para el desarrollo de tal revolucionario método de carga debe contar con empresas capaces de desarrollar la tecnología de carga inductiva de alta potencia para las industria automotriz y del transporte. Tal es el caso de Momentum, cuya colaboración ha resultado vital en estos menesteres. “El Momentum Charger permite cargar todas las clases de vehículos eléctricos sin supervisión y en cualquier conducción climática”, aseguran desde la citada compañía.

2023 será el año en el que este sistema de carga estará disponible y a la vez, el mismo año en el que todos los taxis de Oslo serán de cero emisiones.

Esta es una muestra más de cómo un país como Noruega apuesta por la energía limpia, tanto que el pasado año logró entre un 98 y un 100 por cien de la generación de esta energía gracias a la hidroeléctrica. Y no solo eso , pues en 2025, pretende acabar con la venta de los vehículos diesel y gasolina.

Si comparamos con España la venta de vehículos impulsados por baterías de iones de litio, la proporción es aplastante. El pasado año las ventas de este tipo de vehículos en España alcanzaron las 15.495 unidades, mientras que en Noruega se incrementaron en un 40 por ciento hasta alcanzar las 46.092 unidades, lo que significa que una de cada tres ventas fue a parar en el país nórdico a automóviles cien por cien eléctricos.

Artículos relacionados:

etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>