El conductor se enfrenta a la retirada del carné de tres años y diez meses y al pago de 4.320 €

Tráfico pilla a una pareja practicando sexo en la A-52

Como si de una película de alto contenido erótico se tratara, la historia que te vamos a contar se remonta al 16 de agosto del presente año – jornada posterior a uno de los festivos más celebrados en Galicia- en el kilómetro 197 de la autovía A-52, cuando al mediodía de ese día una patrulla de la Guardia Civil de Tráfico detuvo su vehículo al observar que un Volkswagen Golf se encontraba parado en el mencionado punto kilométrico, sin la señalización de emergencia. Tras descender del mismo y acercarse al turismo, descubrieron un joven que se encontraba en el asiento posterior. Al preguntarle sobre el paradero del conductor, respondió que se encontraba en la cuneta, vomitando. En ese instante y tras buscar unos minutos a las persona que se encontraba al frente del volante, descubrieron que no se trataba de un problema digestivo, lo que le había obligado a abandonar el vehículo. A escasos metros de la vía, tras la valla de protección de animales, vieron una pareja manteniendo relaciones sexuales. Tras invitarlos a “desistir de la actividad que en ese momento les ocupaba”, según recoge el atestado, la pareja suspendió la acción y tras componerse, pasados unos minutos, compareció ante los agentes.

Lo más estrambótico de esta historia de la que nos hemos hecho eco de la información publicada por nuestros compañeros de La Voz de Galicia es que el hombre de 36 años, que respondía a las iniciales R.F.R. y que se identificó como conductor, alegó quedarse sin gasolina, motivo por el cual tuvo que detener el coche en plena autovía. Para colmo de males, el citado conductor no llevaba consigo la documentación y según reflejan los agentes en el atestado, se encontraba “desinhibido y desafiante”. Un comportamiento que les llevó a estos a sospechar de encontrarse bajo los efectos del alcohol. Tras someterle al correspondiente control de alcoholemia, el etilómetro marcó una tasa de 0,91. Ni corto ni perezoso, el conductor quiso alegar que durante la hora que llevaban parados había estado bebiendo alcohol. Una versión que se vino abajo tras confirmar otra patrulla no haberlos visto tras pasar 25 minutos antes por el mencionado punto kilométrico.

El infractor se enfrenta ahora a un delito contra la seguridad vial con agravante de reincidencia por el que el Ministerio Fiscal solicita la retirada del carné de conducir por tres años y diez meses y el pago de 4.320 euros.

Artículos relacionados:

etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>