Tiene una condena de seis meses y 20 días

Un párroco, en la cárcel por conducir ebrio y sin carné

Luis Fernando Nieto Vilora, un sacerdote de origen colombiano de 29 años de edad y párroco de varios pueblos de la provincia de Teruel, ingresó el pasado martes en la cárcel para cumplir una pena de seis meses y 20 días tras haber sido condenado por varios delitos contra la seguridad vial al conducir ebrio y sin carné.

La noticia se dio a conocer este pasado fin de semana por el obispo de la Diócesis de Teruel, Antonio Gómez Cantero, en una carta dirigida a los feligreses de las parroquias que regentaba el cura.

Nieto Vilora está apartado de sus funciones sacerdotales, una medida que ha sido adoptada por el prelado, tras oir al consejos diocesano e informar al clero.

Los actos atribuidos al párroco son calificado de “graves, máxime teniendo en cuenta que la Iglesia realiza una importante labor en los centros dedicados a la curación de adicciones como el alcoholismo o las drogas”. En la carta, el obispo solicita “el mayor esfuerzo de madurez y sensatez”, ante el hecho y que se rece por el sacerdote encarcelado y se le muestre “la compasión y midericordia que el Señor pide a sus discípulos”.

El prelado explica en la misiva que lo acontecido con el citado sacerdote constituye “una larga historia que comenzó con unas infracciones serias de tráfico y varias citaciones judiciales que desembocaros en la situación que ahora nos encontramos”. Y es que Nieto Vilora ha sido condenado nada meas y nada menos que hasta cuatro veces por este tipo de delitos, según apuntan nuestros compañeros del Heraldo de Aragón.

Las tres primeras sentencias le obligaron al pago de multas y a la realización de trabajos en beneficio para la comunidad, además de la retirada del carné. De acuerdo con su letrado que le defiende en la causa, Clemente Peribáñez, todas estas condenas han sido cumplida “íntegramente” por el religioso.

El pasado mes de enero se enfrentó a su cuarto juicio y la acusación exigió que se le impusiera la pena de prisión, debido a que era reincidente.

El sacerdote fue interceptado por la Policía, conduciendo bajos los efectos del alcohol y sin carné, al seguir vigente la retirada que le había impuesto uno de los fallos judiciales. La titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Único, Irene Sofia Corrau, estimó pertinente esta medida y dictó un fallo condenatorio a tres meses y 10 días de prisión por cada uno de los dos delitos que se le atribuían fijando un ingreso en prisión el lunes 11 de febreropor la mañana. Según su abogado, tenía intención de presentarse forma voluntaria, ero su representado “no fue puntual”.

Por ello , para proceder a su detención, la Guardia Civil desplegó un amplio dispositivo policial, con varios vehículos, en las localidades de Báguena, Calalmcoha, Burbáguena y sus alrededores, según explica el citado medio.

Finalmente, el arresto de Luis Fernando Nieto se produjo sobre las 14:00 horas en la residencia de los Hermanos de la Cruz Blanca de Burbáguena, donde ejercía como capellán. El sacerdote tuvo que ser trasladado primero al hospital Obispo Polanco de Teruel porque se encontraba muy alterado, y después a los juzgados.

El pasado martes, el sacerdote ingresaría en la cárcel para cumplir su condena. Al respecto su abogado ha señalado que Luis Fernando Nieto se encuentra “muy arrepentido y afectado”.

Artículos relacionados:

etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>