Toda una proeza en sus 110 años de competición

Un Skoda a 365 km/h

 

Un singular Skoda Octavia apellidado RS Bonneville ha alcanzado 365 km/h – 227,08 millas por hora – en la llanura salada del lago Bonneville, situado en el estado norteamericano de Utah, llegando de esta manera ha convertirse en el vehículo de producción mas rápido del mundo en la categoría GP/S, que abarca los modelos de 2.0 litros.

El particular modelo de Skoda ha sido el último vehículo en incorporarse al exclusivo club de Bonneville, que cada año celebra sus exigentes pruebas en un circuito natural, que cuenta con una dimensión de 4.000 m2. Prueba de ello es que el trazado se caracteriza porque la temperatura de la sal ronda los 50 grados, hecho que repercute en unas condiciones poco comunes para la conducción.

La introducción de un turbo Garret, distinto al de serie, junto a la reprogramación electrónica de la centralita, han permitido extraer de su motor más de 500 CV

Para lograrlo, el Octavia RS Bonneville fue sometido a un test aerodinámico, supervisado por un equipo de ingenieros del Reino Unido junto a un especialista de REVO Technik – empresa especializada en la reprogramación de los motores de automóviles -, quien empleó un software especial para incrementar la potencia del motor a más de 500 caballos, que le convertían en el Skoda más potente de su historia. El mencionado propulsor de cuatro cilindros y 450 Nm de par está equipado con un 2.0 TSi, cuyo turbocompresor ha sido sustituido por una unidad de Garrett – capaz de soplar a dos bares de presión -, para lograr obtener el máximo rendimiento a potencial. Todo un bólido de carreras, que consume combustible de alto octanaje, en esta caso, gasolina de 120 octanos, mezclada con metanol y agua.

También se han realizado modificaciones en el chasis, rebajando la altura de la carrocería unos 80 milímetros. Además el Octavia RS Bonneville ha sido realizado cumpliendo las más estrictas medidas de seguridad que impone la organización de la Southern California Timing Association (STCA), entre las que se encuentran el refuerzo de la carrocería con una jaula de seguridad , extintores, adaptación de las ventanas y un paracaídas de frenado.

Superó varias veces los 300 km/hEste récord de velocidad se logró, apenas unos días después de que el vehículo de Skoda superase la barrera de los 325 km/h en el mismo recorrido. Aunque ya en su primer día de rodaje lograba alcanzar nada menos que los 315 km/h. El encargado de pilotar el vehículo fue por el periodista británico y especialista en conducción Richard Meaden, dentro de la Semana de la velocidad de Bonneville, quien no sólo pulverizó los 347 km/h de 1998 establecido por un sino que además fue capaz de acelerar en el Octavia más de seis veces por encima de las 200 millas por hora.

El director de Skoda se mostró exultante con el logró obtenido: “Este es un resultado fantástico que no podíamos anticipar. Nuestro objetivo era superar las 200 millas por hora para celebrar el 10 aniversario de la gama RS. Ahora hemos establecido un nuevo récord que supera claramente nuestras expectativas. Este resultado es un homenaje para todas las personas que han estado las últimas semanas trabajando sin descanso para preparar el vehículo de cara a la prueba de Bonneville”.

Artículos relacionados:



Los comentarios están cerrados.