Su precio base asciende a 227.000 euros para España

Aston Martin DBX

Actualmente el mercado del automóvil se encuentra inmerso en la era de los SUV, acrónimo de las siglas en inglés Sport Utility Vehicle, lo que traducido al español sería un vehículo utilitario deportivo. Son vehículos que combinan las practicidad propia de utilitario de calle con la versatilidad de los todoterreno. Primero fueron marcas como BMW, Mercedes-Benz y Volvo las que apostaban por este tipo de vehículos que han llegado a conquistar las carreteras españolas. Más adelante viendo el éxito cosechado por este tipo de vehículos se sumaron las marcas de gran lujo a esta moda. El último integrante en sumarse a la saga es Aston Martin con su DBX, uno de sus proyectos más ambiciosos inspirado en el concept de idéntico nombre, que muestra algunos rasgos del conocido Vantage. En resumen, un SUV capaz de ofrecer un rendimiento gran rendimiento off road, sin perder el carácter dinámico que caracterizan los modelos de la marca de Gaydon y que combina con una exquisitez por el lujo que hará las delicias de aquellos interesados por la prestigiosa marca británica.

Presentado en las instalaciones de Tayre Automoción, el concesionario oficial de la marca en Madrid, ubicado en el número 5 de la Glorieta de López de Hoyos.

Estética arrolladora Comenzando por su estética, el DBX es cuanto menos un coche que desprende elegancia y deportividad a raudales con una frontal muy identificable pues muestra el mismo lenguaje de diseño que otros modelos de la marca. Luce una parrilla de lo más llamativa y unas luces led diurnas rectangulares aunque con esquinas curvas. Su clara es de clara inspiración al Vantage donde las ópticas se extienden de lado a lado. También llama la atención sus dos alerones, uno que se exteinde desde el techo y el otro en el portón.

Aunque todo esto no deja de ser nada más que guiños estéticos al resto de modelos de la gama, pues este Aston Martin ha sido creado por una plataforma creada específicamente, lo que permitió al equipo de ingenieros contar con una mayor libertad a la hora de crear el coche.

Imagen de previsualización de YouTube

Elaborada suspensión El uso intensivo de materiales como el aluminio – también utilizado en los soportes de la suspensión – ha permitido mejorar la rigidez estructura del DBX además de mantener el peso de este crossover.

Su suspensión son una elaborada combinación de doble triángulo delante y multilink, detrás, con la dotación de un sistema que controla el balanceo de forma activa sin tener que recurrir a las barras estabilizadoras activas. Dicho sistema, bautizado como eARC y desarrollado exclusivamente para el DBX, funciona con una batería de 48 voltios y ha sido diseñado para suavizar o endurecer la firmeza del conjunto amortiguador adaptativo y muelle neumático. Gracias a ello el DBX se puede comportar dinámicamente como un DB 11, gracias al eARC en su configuración más agresiva o moverse tranquilamente por caminos con solo seleccionar el modo más suave, absorbiendo de esta manera y filtrando las imperfecciones del terreno.

El DBX es un SUV con unas dimensiones imponentes como asó lo muestran sus 5,04 metros de longitud, 2,04 metros de anchura – con retrovisores – y 1,68 metros de altura con un peso de 2,2 toneladas.

Lujo y distinción abrumador Tras las puertas con apertura en alas de cisne, ofrece un puesto de conducción de primer nivel con un salpicadero envolvente, que muestra un cuadro de instrumentación completamente digital y una pantalla multimedia de 10,25 pulgadas con sistema de infoentretenimiento de origen Daimler. Concretamente se trata del sistema anterior al MBUX, que el grupo alemán reserva para sus modelos.

La calidad de los materiales y del montaje del habitáculo es digna de elogio, incluso en esta unidad preserie. Para muestra un botón, el cuero Caithness propio de su proveedor habitual Bridge of Weir con el que ha sido elaborado la tapicería, ha sido realizado de manera manual precisando de 200 horas de trabajo para completar el habitáculo del DBX. Además, tanto el mullido de los materiales plásticos como la comodidad de los asientos son del nivel de un coche cuyo precio base asciende a 227.000 euros para el mercado español.

Entre su opciones, todo es posible o…casi todo Su equipamiento estándar incluye Apple Car Play, una cámara de visión de 360 grados, un sistema de audio de 800 vatios, además de toda una batería de sistemas de seguridad activos, que incluye el frenado automático de emergencia, la alerta de tráfico trasero cruzado y el asistente de cambio de carril.

Entre su equipamiento opcional incluye toda una infinidad de elementos propios de la exclusividad que destila un producto de estas características así podemos escoger una configuración para transportar perros con fundas protectora y lavado de presión, que se conecta a una toma de 12 voltios ubicada en el maletero con el fin de lavarlos antes de subir al coche. También podemos encontrar una configuración de portabicicletas o la posibilidad de revestir en fibra de carbono como las colas de escape de este modelo.

Un V8 con 550 CV y 700 Nm de par El motor encargado de impulsar el DBX viene a ser el mismo utilizado en los Vantage y DB11, un AMG V8 biturbo de 4.0 litros, que entrega 550 caballos y un par máximo de 700 Nm. No obstante, los ingenieros han exprimido aún más sus ocho cilindros para obtener un rendimiento mejorado y mover con mayor soltura sus 2.245 kilos de peso. Con todo ello sus prestaciones son fulgurantes, pues el DBX puede pasar de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos y una velocidad máxima de 291 km/h.

Asociado a dicho motor se encuentra una transmisión automática de nueve velocidades que funciona con un sistema de tracción total dotado de diferencial central activo y diferencial trasero de deslizamiento limitada, encargado de distribuir la potencia entre las ruedas traseras.

Hasta 50 centímetros de profundidad de vadeo El DBX incorpora seis diferentes programas a elegir, cuatro de ellos pensados para circular por carretera, mientras los dos restantes para fuera de ellas. Todos estos programas provocan cambios en el motor, la transmisión, la suspensión y la tracción. En el caso de los modos offroad, el DBX se beneficia de una altura libre al suelo de 235 mm y a una profundidad de vadeo de 500 mm, apoyándose en unos neumáticos de generosas dimensiones Pirelli P Zero de 285/40 R22 delante y 325/23 R22 detrás.

Por último, señalar que su maletero, uno de los más grandes del segmento con 632 litros de capacidad con un umbral de carga bastante alto, aunque cuenta con un botón a cada lado para subir o bajar el eje trasero para así facilitar las labores de carga y descarga.

Artículos relacionados:

etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>