Se comercializará a finales de año

Audi A3 Sportback g-tron

En la búsqueda por el desarrollo de tecnologías más eficientes, la marca de los cuatro aros nos muestra su última creación a modo de prototipo como es el A3 Sportback g-tron, cuya comercialización se hará realidad a finales de año.

Fruto del desarrollo en los modos de propulsión de gas que Audi en Werite (Alemania) donde la marca germana tiene su propia planta de gas, donde extrae un tipo de gas metano sintético de similar tipología química del gas natural comprimido CNG, nace este particular A3 Sportback.

Dicho gas es almacenado en unos depósitos compuestos por una lámina de poliamida, que constituye la capa interior estancando el gas. Por encima de esta lámina se encuentra una segunda de material plástico reforzado con fibra de carbono (CFRP), sobre la que se dispone una tercera de plástico reforzado con fibra de vidrio (GFRP). Los depósitos encargados de almacenas el gas, en concreto dos, se encuentran situados bajo el puso del maletero, pudiendo almacenar cada uno de ellos hasta 7 kilos de gas a una presión máxima de 200 bares. Además el peso de cada depósito es de 27 kilos.

Otras peculiaridades del g-tron se encuentra en que dispone de un regulador electrónico de la presión del gas, que gestioan dicha presión en función del tipo de conducción que realicemos, así suministra baja presión para regímenes altos y alta presión cuando se demanda más potencia y par motor en los regímenes altos. Cuando la presión de los depósitos de gas bajo de los 10 bares, el A3 Sportback g-tron entra automáticamente a funcionar el motor de gasolina. Hasta el momento y según las pruebas que se han llevado a cabo en dicho modelo a recorrer 400 kilómetros de distancia con gas y 900 kilómetros con gasolina, lo que suma un total de 1.300 kilómetros. Mientras que ofrece en consumo medio de 3,5 kg a los 100 k y unas emisiones de C02 por debajo de los 95 gr/km.

Hasta para su funcionamiento requiere de ciertas particularidades, así por ejemplo tras repostar con temperaturas muy frías el coche funciona en modo de gasolina para cambiar después lo más rápido posible al modo de funcionamiento con gas.

El motor que acompaña a este curioso g-tron es un 1.4 TFSI de 110 caballos, que ha sido adaptado para que pueda funcionar con gas y gasolina realizándose diversos ajustes tanto en el turbocompresor, como en el sistema de inyección, el catalizador y la culata. En términos prestacionales, el A3 Sportback g-tron tarda 11 segundos en pasar de 0 a 100 km/h y alcanza una velocidad de 190 km/h.

Artículos relacionados:

etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>