Podría presentarse en el Salón de Frankfurt

¡Cazado el Mercedes-Benz Clase A 2018!

Imagen de previsualización de YouTube

¿Te imaginas ir probando un coche, en este caso un SUV compacto como es el Jeep Compass y encontrarte de frente con el nuevo Clase A? Precisamente esto es lo que nos ocurrió y no fue sólo un coche espía sino 5 los que cazamos, cruzándonos de subida al Parador de Cazorla.

¿Qué hay de nuevo? Esa es la gran pregunta que nos hacemos y cuya respuesta os vamos a tratar de desgranar.

Tras el enorme éxito de la tercera generación, Mercedes muestra un compacto con una menor caída del techo, lo que a priori mejora la habitabilidad de las plazas traseras aparte de aportar una mejor capacidad de carga. Los pilotos traseros serán divisibles y contará con un portón más ancho, que facilitará el acceso y entrada de la carga.

Esta mayor habitabilidad de la que hablamos es posible también a que el nuevo Mercedes Clase A empleará una nueva plataforma, la MFA2, que emplea en su construcción materiales más ligeros y que será compatible con más sistemas de propulsión. Su batalla más larga, le permitirá ofrecer al Clase A unas plazas traseras más grandes y un maletero con mayor espacio.

Su mayor superficie acristalada, mejorará no solo la sensación de espacio dentro sino que otorgará a conductor y acompañantes de una mejor visibilidad.

Estrena diesel Hablando de motores, bajo el capó del nuevo Clase A se podrá elegir entre 1,5 litros con dos escalas de potencia: 95 y 122 CV, desarrollado por Renault y un dos litros con tres niveles de potencia, que llegará a alcanzar los 272 CV.

Por supuesto que habrá diésel y será de nuevo cuño ya que el 2.2 litros se verá sustituido por un 2.0 litros a elegir: 163, 194 y 231 caballos.

También contará con novedades en movilidad eléctrica. Así, Mercedes está desarrollando un nuevo concepto Plug-in Hybrid con tres componentes: un motor de combustión en posición transversal, un generador de 50 kilowatios y una caja de cambios automática de nueve velocidades y doble embrague. También se pklenatea la incorporación de una variante eléctrica, así como una híbrida de hasta 70 kW, que podría contar con una autonomía de hasta 100 kilómetros en modo eléctrico.

¿Y los radicales? Pues como verás las versiones más deportivos llegarán a cargo del A40 AMG con 306 caballos y del A45 AMG con 410 CV, cifras más que suficientes como para pasarlo de vértigo.

¿Cuándo llegará? Pues según los últimos datos que tenemos, sería para el Salón de Frankfurt del presente año, a celebrar en septiembre, mientras que su comercialización será a finales de 2017 o principios de 2018.

El Clase A continúa su fase de puesta a punto en diferentes entornos y condiciones meteorológicas como pudimos apreciar de primera mano en la Sierra de Cazorla (Jaén). Precisamente en este entorno pudimos ver su escultura denominada Mercedes Aesthetics A, que adelanta la imagen del compacto y de la cual se beneficiarán tanto el Clase B como los futuros CLA, CLA Shooting Brake y GLA. De esta podemos señalar que el futuro modelo portará una parrilla tipo Panamericana como la que luce el AMG GT-R. Tampoco pasan desapercibidos las múltiples nervaduras del capó, así como la línea de cintura que comienza en los grupos ópticos delanteros para concluir en la zaga. Precisamente estas características la adoptarán los modelos venideros, tal y como avanza Gorden Wagener, director de diseño de Daimler AG.

Artículos relacionados:

etiquetas:

Los comentarios están cerrados.