Ferrari FF

Si la marca del Cavallino siempre sorprende con novedades de acogida mundial, ahora no iba a ser menos con la presentación del primero de sus deportivos dotado de tracción total. Precisamente de ahí le viene su nombre FF, las siglas de Ferrari Four, para anunciar que estamos ante un modelo con tracción a las cuatro ruedas y provisto de cuatro plazas.

Una vez más Pininfarina se ha encargado de hacer realidad la nueva apuesta de Ferrari, a través de un diseño armonioso en su formas a la par de embaucador con un frontal que recoge detalles del espectacular 458 Italia. Mientras la silueta lateral recuerda a aquel sublime Z3 de BMW.

Las formas cuadradas de la zaga dan paso a elementos tan elaborados aerodinámicamente como un curioso alerón ubicado en su sofisticado difusor trasero. Todo ello combinado con seis nuevos colores a elegir de la carrocería: “Rojo Maranello”, “Gris Abu Dhabi”, “Gris Ferro Met”, “Azul America”, “Blanco Italia” y “Verde Racing”.

De puertas para adentro, el FF se muestra muchos más refinado que todos los modelos producidos hasta ahora, con un habitáculo que presenta unas tapicerías a juego con el color de la carrocería y que se puede personalizar, ya sean con pantallas multimedia ubicadas tras los reposacabezas de los asientos delanteros o con el cuero natural anilina.

Respecto a su practicidad, cuenta con un maletero de 450 litros, suficientes para portar cuatro maletas o unos palos de Golf.

El sistema start/stop junto a unos neumáticos de baja resistencia a la rodadura rebajan su consumo en un 30 por ciento, respecto al Scaglietti

Sustituto del 612 Scaglietti, este coupé recurre al eterno V12 a 65º atmosférico, salvo que ahora cubica 6,3 litros para entregar 660 caballos, que le permiten acelerar de 0 a 100 km/h en 3,7 segundos, aparte de alcanzar una velocidad máxima de 335 km/h. Prestaciones a las que también contribuyen su cambio Getrag de doble embrague y siete marchas.

De reducir su consumo, que Ferrari avanza entre un 25 y un 30 por ciento menor del modelo al que sustituye, se encarga entre otros elementos, el sistema de arranca y parada automático así como unos neumáticos con menor resistencia a la rodadura.

A través del manettino –mando circular ubicado en el volante – su afortunado conductor podrá elegir entre cuatro posibles configuraciones de chasis y motor, que probablemente irán desde la posición hielo o nieve hasta otra extremadamente deportiva.

Claro que de transmitir el más de medio millar de caballos al suelo se encarga una sofisticada tracción total desarrollada íntegramente por Ferrari que denomina “4RM”. Gracias al empleo de esta transmisión, que es un 50 por ciento más ligera que cualquier tracción total convencional – según anuncian desde la Casa de Maranello -, se ha logrado establecer un distribución ideal del peso del vehículo –cifrado en 1.790 kg –con un reparto entre pesos 47/53.

El FF también incorpora la tercera generación de amortiguación adaptativa magnética denominada “SCM3”, muchos más suave que las anteriores; además de un equipo de frenos, firmado por Brembo y dotado de discos cerámicos de carbono. Gracias a este equipo, el nuevo miembro de la familia de “Il Cavallino” se detiene desde 100 km/h en sólo 2,3 segundos.

Artículos relacionados:

etiquetas:

Los comentarios están cerrados.