Llegará en la primavera de 2015

Ford S-Max

El familiar de la marca del óvalo se renueva completamente estrenando una nueva plataforma que comparte con el Mondeo.

Estéticamente sus líneas de diseño son ahora más elegantes y refinadas, configurando una imagen más dinámica a la par de atractiva, respecto a su antecesor. En este sentido destaca su nueva calandra, que recuerda mucho a la que montan sus hermanos Focus, Fiesta y Mondeo, mientras que sus ópticas delanteras – de serie halógeno y en opción de LED – se muestran ahora más estrechas y alargadas.

De puertas para dentro, el Ford S-Max continúa apostando por la versatilidad con soluciones prácticas, gracias a un acceso mucho más ergonómico, gracias a que ahora se ha rediseñado con una línea más baja del suelo. Además los asientos de la segunda y tercera fila se han remodelado para que se puedan plegar más fácilmente y de paso, ofrecer un amplio espacio de carga.

Como ya hemos señalado la carga tecnológica del Ford S-Max es importante, llegando a ofrecer un buen número de sistemas de ayuda de cara al conductor que vendrán suministrados como parte de su equipamiento estándar, caso del Collision Assist con sistema de reconocimiento de señales, el de asistencia al aparcamiento “Park Assist”. También puede incorporar el sistema Mykey, que permite a los propietarios programar una llave, normalmente destinado a los conductores más jóvenes y noveles, ya que restringe la velocidad máxima, reduce el volumen del sistema de audio y puede llegar a desconectarlo todos si tanto conductor como pasajeros no utilizan el cinturón de seguridad. Incluso el sistema puede evitar qeu el conductor desactive tecnología en seguridad como el ‘Active City Stop’ o el control de estabilidad.

Además, el S-Max ha sido equipado con la segunda generación de su sistema de conectividad a bordo SYNC 2, que permite controlar todos los sistemas de confort, entretenimientos y comunicaciones mediante comandos de voz sencillos y una pantalla táctil de 72 pulgadas de alta resolución.

Respecto a sus motorizaciones, el Ford S-Max ofrecerá en diesel dos pequeños TDCI de 118 y 150 caballos, respectivamente. También habrá otro más potente de 180 caballos, asociado a una transmisión automática y a la tracción a las cuatro ruedas.

Respecto a los gasolina, se encuentran el nuevo 1.5 EcoBoost de cuatro cilindros – sin posibilidad de contar con hibridación como ocurre con el Ford Mondeo – y el conocido 1.6.

En nuevo Ford S-Max no está presente en las carreteras hasta la primavera del próximo año.

Artículos relacionados:

etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>