Su comercialización será en abril de 2015

Mercedes AMG GT

Ha sido larga la espera, aunque ha merecido la pena, el Mercedes AMG GT acaba de presentarse. No es un deportivo cualquiera sino el segundo modelo desarrollado exclusivamente por el departamento de altas prestaciones de la marca de la estrella. Un poderoso misil del asfalto, que gracias a su motor V8 4.0 biturbo desarrolla una potencia de 462 CV, en la versión GT y 510 CV en la GTS. Aún se desconoce su precio, aunque Mercedes anuncia que se desvelará en octubre, mientras que para su comercialización habrá que esperar hasta abril de 2015.

Mercedes homenajea al primer vehículo Racing de su historia, un deportivo de competición bien trabajado que recoge todo lo que se espera de un GT, un deportivo de motor delantero/central, ligeramente retrasado, respecto al tren anteriores una distribución entre pesos lo más próxima al reparto ideal – 47 por ciento delante y 53 por ciento detrás -. Una configuración que se completa con un centro de gravedad muy bajo, según asegura Mercedes AMG, de un peso en báscula situado entre los 1.540 y los 1.570 kilos, con líquidos incluidos y depósito de gasolina al 90 por ciento; así como una relación peso/potencia de 3,3 kg/CV.

Bajo su espectacular silueta se encuentra una estructura de aluminio, al igual que los paneles, lo que ha permitido situar el peso de este elemento en 211 kilos. De esta material han sido fabricados tanto las rótulas de la dirección, así cómo los brazos de la suspensión trasera de doble triángulo.

Con todo esté cóctel, Mercedes promete para su AMG GT un comportamiento equilibrado y preciso.

Su estilística figura formada por una largo capó, baja línea de techo y alta cintura ha sido cuidadosamente realizada por parte de los ingenieros de AMG con el objetivo de lograr una magnífica aerodinámica, gracias al intenso trabajo realizado en el túnel de viento, que culmina con un alerón activo en la zaga, que se despliega según vamos demandando velocidad.

Desarrollado específicamente por Mercedes-Benz AMG se encuentra un V8 de nueva factura, sobrealimentado por dos turbo compresores, ubicados en el ángulo que configura la V y que incorpora un sistema de lubricación de cártel seco, similar al de un coche de carreras. Es muy probable que la versión menos potente de esta mecánica la monte el Mercedes C63 AMG 2016.

La primera de las versiones, denominada GT, cuenta como hemos señalado con 462 caballos, que le permiten lograr una aceleración de 0 a 100 km/h en 4,0 segundos y una velocidad máxima de 304 km/h, además de mostrar un consumo medio oficial de 9,4 litros/100 km. Altamente eficiente y respetuoso con el medio ambiente, según apuntan desde Mercedes, este propulsor impele con la exigente normativa sobre emisiones Euro 6 que entrará en vigor en 2016. Además tanto en una como en otra variante las cifras de emisiones son realmente buenas para el tipo de deportivo que se trata, 216 gr/km en el AMG GT y 219 gr/km en el AMG GT S.

La versión más brutal, que responde a las siglas GT S, recurre a un sistema de escape de alto rendimiento, que el conductor puede intervenir escogiendo entre diferentes intensidades del sonido, de tal manera que puede optar por una sonoridad suave y placentera a la hora de viajar o por el contrario seleccionar una más deportiva , gracias a la dotación del sistema de gestión AMG Drive Unit.

De transmitir su enorme potencial al suelo se encarga la transmisión automática de doble embrague AMG Speedshift, ta empleada en el Mercedes SLS con siete velocidades y varios modos de funcionamiento.

Gracias al AMG Ride Control, que cuenta con varios modos de funcionamiento y permite manejar hasta tres configuraciones ‘Comfort’, ’Sport’ y ‘Sport Plus’ tanto de la suspensión , como de gestión del motor/cambio y de la dirección. Incluso podemos regular la intervención del control de estabilidad (ESP) mediante tres modos de funcionamiento: ‘ON’, ‘Sport Handling’ y ‘OFF’.

El AMG GT contará con un diferencial autoblocante te trasero mecánico, que en la versión GT S será mucho más sofisticada y controlado por su sistema electrónico,capaz de variar el reparto de bloqueo en un menor tiempo que uno Mecanico convencional.

De serie el AMG GT lleva unos discos ventilados y perforados de 360 mm, mientras la versión AMG GT S son de 390 mm. Incluso existe la posibilidad de equiparlo con unos carbocerámicos de 402 mm, que mejora la vida útil de este superdeportivo, además de ser más ligeros que los anteriores.

Con un diseño claramente inspirada en la aviación, su habitáculo esta pensado para dos personas, llama la atención los cuatro aireadores ubicados en el salpicadero, así como su enorme consola central , cuyos controles s encuentran agrupados simulando un motor V8.

El Mercedes AMG GT viene con todo un arsenal de elemento en seguridad como el asistente de prevención de colisión, el sistema de presión de los neumaticos, la ayuda del arranque en pendientes como el Adaptative Drive, el de reconociendo de cansancio Attention Assist, las luces adaptativas de carretera ‘Assist’ o el control del ángulo muerto, por citar algunos.

Artículos relacionados:

etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>