Salto cualitativo y cuantitavo

Mercedes-Benz Clase B

A medio camino entre un turismo familiar y un monovolumen, el nuevo Clase B que se presentará en Frankfurt y se comercializará en noviembre, cuenta con una mayor longitud, motores más eficientes y un avanzado equipamiento en seguridad.

Frente a su antecesor, el nuevo Clase B gana en longitud – 4,36 m frente a 4,27 m – y cede en anchura -1,78 metros frente a 1,77 m -. También es más bajo con 1,55 metros – 1,60 metros el actual Clase B -. Junto a estas cotas se suma un nuevo diseño que le otorgan su alargadas líneas. Delante, la parrilla del radiador amplia su tamaño; mientras en la zaga, la luneta se presenta ahora más ensanchada y los pilotos incrementan su tamaño. Tales cambios en la imagen le otorgan una figura menos monovolumen que antes. Además, el hecho de haberse rebajado la altura al suelo en 5 centímetros, junto a la optimización de la circulación del aire en torno a las ruedas delanteras, el propio diseño de los bajos y la utilización de nuevo spoilers, contribuyen a dejar su coeficiente aerodinámico Cx de 0,26, respecto al 0,30 del anterior. Una cifra notable para un monovolumen en formato dos volúmenes. Además, la marca de la estrella lanzará más adelante una futura versión ECO Tecnology, que rebajará esta cifra hasta los 0,24, el mismo coeficiente que muestra el E Coupé, con la introducción de nuevos elementos aerodinámicos.

Fotos: Mercedes-Benz Press

De puertas para dentro el nuevo Clase B ha rebajado en 86 mm la altura de los asientos delanteros, respecto al suelo, que junto a la mayor altura libre al techo, priman el acceso y salida de su habitáculo.

Las unidades equipadas con el cambio automático de 7 velocidades contarán con el selector del cambio en la caña de la dirección, al igual que el nuevo Clase E

Opcionalmente dispondrá del sistema “Easy Vario Plus”, que permite ajustar, en 14 centímetros, la banqueta trasera en sentido longitudinal para ganar espacio en el maletero – de 456 a 666 litros – o por el contrario, incrementar el espacio para las piernas de los ocupantes, según las necesidades que tengamos en cada momento. Además, podemos abatir el respaldo del asiento delantero correspondiente al acompañante.

Fotos: Mercedes-Benz Press

En cuanto al equipamiento, Mercedes ofrece cuatro niveles de acabado: “Chrome”, “Sports”, “Exclusive” y “Night package”. Las posibilidades de terminación son tan amplias, que incluyen hasta terminación del salpicadero íntegramente en cuero. Además, la pantalla de la consola podrá ser de 5,8 ó 7 pulgadas, mientras que el selector del cambio , opcional de doble embrague y 7 velocidades, denominado 7G-DTC – irá ubicado en la columna de la dirección, al igual que el Clase E. Dicha transmisión cuenta con tres modos de actuación: Económico, Deportivo y Manual Secuencial.

Más avanzado en seguridad

Tampoco queda atrás el equipamiento de seguridad donde incorpora elementos inéditos en el segmento como el sistema de advertencia anticolisión (Collision Prevention Assist), de serie en este modelo. Se trata de un dispositivo, encargado de prevenir el accidente por alcance y que advierte al conductor, mediante señales acústicas y visuales de la existencia de un obstáculo contra el que se puede impactar, al tiempo que prepara el servofreno de emergencia, a una velocidad de hasta 30 km/h.

Junto al mencionado sistema se encuentran otros, que podrá incorporar tales como el detector de objetos en el ángulo muerto, el cambio involuntario de carril, el alumbrado de alcance variable, un evolucionado control de estabilidad, el de frenado automático a baja velocidad o la cámara de visión trasera, entre otros. Incluso existe el acceso a Internet, que muestra un acceso libre, siempre y cuando el vehículo esté parado y limitado a ciertas funciones –tales como la búsqueda en Google – cuando se encuentra en circulación.

El nuevo Clase B estrena dos bloques de motores tetracilíndricos, equipados con sistema de parada y arranque automático y cambio manual de seis velocidades. Ambos bloque cuentan con dos escaladas de potencia, que en el caso de las versiones de gasolina se trata de un 1.6 litros de inyección directa, que suministra 122 CV con 200 Nm de par a 1.250 rpm, para el modelo B180 y 156 CV con 250 Nm de par a 1.250 rpm para el B200. Acompañan a tales motorizaciones dos turbodiesel common rail de 1,8 litros, que otorgan 109 CV y 250 Nm de par a 1.400 rpm, en el caso de la versión B180 CDI; y 136 CV con un par máximo de 300 Nm, disponible desde 1.600 rpm, en el B200 CDI.

Otra de las novedades reside en su plataforma modular, que estrena la nueva generación, abandonando la estructura de tipo sándwich de su antecesor – que también utilizaba la Clase A -. Ahora su chasis incorpora una suspensión totalmente nueva con eje trasero independiente multibrazo. También estrena una dirección electromecánica, que porta el motor eléctrico de la servodirección en el engranaje en lugar de hacerlo en un espacio adicional para tal ubicación.

Artículos relacionados:

etiquetas:

Los comentarios están cerrados.