En el momento de su comercialización aparecerá una versión especial denominada Edition 1 con 557 CV de potencia y 800 Nm de par

Mercedes-Benz CLS Shooting Brake 63 AMG

El espectacular familiar de la estrella con aires de coupé ya tiene su versión más prestacional, que bajo el apellido 63 AMG promete sensaciones deportivas, sin perder ese halo de lujo y elegancia que le acompaña. Llegará a los concesionarios en el mes de octubre a un precio todavía por determinar.

Cuando se lance el Mercedes CLS Shooting Brake 63 AMG, la marca de la estrella sacará una edición especial de este modelo denominada Edition 1, que incorporará tapicería y alfombrillas específicas. Mientras el motor se mantendrá en un 5,5 litros V8 doblemente alimentado para entregar 557 caballos de potencia y un par motor de 800 Nm. Potencia y par que se transmite a las ruedas traseras a través de una caja de cambios deportiva AMG Speedshift MCT de 7 relaciones. Cabe señalar que también se encuentra una motorización menos potente del AMG como es la que equipa su motor V8 de 525 CV.

Con este vigorosa mecánica, ya sea una u otra versión, las prestaciones te hacen palidecer, como no podía ser de otra manera. De hecho pasa de 0 a 100 km/h en sólo 4,4 segundos, una décima más que con la potencia de 557 CV, que alcanza dicha velocidad desde parado en 4,3 segundos. Todo ello para un modelo que homologa un consumo de 10,1 litros/100 km, gracias su modo ECO y al sistema Start/Stop. Mientras las emisiones se cifran en 235 gr/km de CO2. Además, su velocidad máxima se ha autolimitado a 250 km/h.

La marca de la estrella ofrece una manera aún más eficaz de detener este poderoso familiar a través de incorporar como parte del equipamiento opcional unos frenos cerámicos con discos sobredimensionados de 330 mm.

El control de estabilidad se puede regular en tres etapas, que permiten regular el grado de intervención Su chasis incluye la suspensión deportiva AMG Ride Control, que permite controlar el grado de dureza de la misma en función de tres modos: Confort, Sport y Sport Plus.

La mencionada suspensión recurre a ejes más anchos con una mayor caída negativa del eje trasero que le otorgan una mayor estabilidad. Y ya que hablamos de estabilidad, cabe señalar que su control en este apartado permite configurarse en tres etapas encargadas de regular el nivel de intervención de la misma.

Como no podía ser de otra manera sus formas son atrevidas y se acentúan por un kit de carrocería firmado por AMG, que incluye paragolpes delantero, capó y parrilla. También presenta unas aletas ensanchadas que incorpora la inscripción V8 biturbo para dejar constancia de su poderosa mecánica.

La zaga también incluye cambios y presenta un nuevo para golpes que incorpora difusor donde se integran las salidas dobles de escape.

Ya en su habitáculo los detalles en fibra de carbono o en negro piano contrastan con unos asientos deportivos en piel donde el reloj analógico pone la nota clásica al conjunto. Tanto la palanca selectora del cambio como el cuadro de instrumentación – con instrumentación específica – portan la inscripción AMG. El acabado puede rematarse con un equipo de auto Bang & Olufsen para deleite de los más melómanos, ya que cuenta con 14 altavoces que en total le suministra 1.200 watios de potencia.

Artículos relacionados:

etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>