Llegará al mercado en 2015 a partir de 85.000 euros

Mercedes C63 AMG 2015

La marca de la estrella añade más vigorosidad a su atractivo Clase C con la radical versión C63 firmada por su departamento de altas prestaciones AMG, cuyo propulsor V8 TwinTurbo entrega 476 CV, 34 caballos menos que la todopoderosa 63 AMS S, destinada a los clientes más exigentes. ¿Su estreno oficial? El Salón de París.

Con la inminente llegada del nuevo C63 AMG, modelo que conserva el nombre muestra como gran novedad su nuevo motor M177 BlueDirect, miembro de la nueva familia de motores AMG.

En este caso se trata de un portentoso V8 TwinTurbo, que viene a sustituir al anterior 6.2 V8 atmosférico empleado en el anterior C63 AMG, que rendía 457 y 507 caballos, éste último en la versión especial 507. En realidad, hablamos del mismo propulsor que el empleado por el Mercedes AMG GT, el superdeportivo de la casa germana, un inyección directa 4.0, que se ofrecerá en dos niveles de potencia: 476 CV y 510 caballos de potencia, en el caso de la versión C63 AMG S.

Dicho propulsor irá asociado a la caja de cambios automática de doble embrague AMG SPEEDSHIFT MC 7, encargada de gestionar todo ese potencias y mandarla a las ruedas traseras. El conjunto propulsor cambio ofrece un nivel de prestaciones a la altura del deportivo que se trata. De hecho la velocidad máxima tanto de una como de otra versión se encuentra limitada a 250 km/h, mientras que la aceleración de 0 a 100 km/h se cifra en 4,1 segundos para la versión ‘normal’, que se reduce en 4,0 segundos en el caso del C63 AMG S. Además este es un motor hasta un 32 por ciento más eficiente que su antecesor. De hecho su consumo medio de combustible asciende a 8,2 litros/100 km frente a los 12,0 litros/100 km de consumo y un nivel de emisiones de 192 gr/km frente a los 280 gr/km de su antecesor.

El todopoderoso Mercedes C63 AMG incorporará el programa dinámico de conducción AMG Dynamic Select con tres modos de funcionamiento: Comfort, Sport+ y Race, que en función del programa seleccionado varía la respuesta del acelerador, la potencia y el par del motor, el reglaje de la suspensión deportiva y variable AMG Ride Control y el sonido del sistema de escape. Respecto a éste último elemento, la marca germana ofrecerá la posibilidad de montar un escape Performance opcional, capaz de ofrecer un rugido muy distinto, siendo de competición en los modos Sport+ y Race.

Tanto el cambio automático AMG SPEEDSHIFT MC 7 como el control de estabilidad ESP pueden activarse en función a cuatro modos: Controlled Efficiency, Sport, Sport + y Race; además de una función M, que permite un actuación más rápida del cambio en modo manual mediante el accionamiento de las levas del volante.

En el caso del control de estabilidad se puede activar por completo en el modo ESP On, parcialmente em el Sport Handling o desactivarlo del todo en el ESP Off, incrementando la interacción con el autoblocante de deslizamiento limitado de tipo mecánico encargado de actuar sobre las ruedas traseras.

Como no podía ser menos la radical version del Mercedes Clase C también recibe lo último en ayudas a la conducción como un mejorado sistema de prevención y alerta al cansancio y somnolencia Attention Assist y un dispositivo con frenado automático ante una colisión inminente como es el Collision Assist Plus.

Los aditivos estéticos del Mercedes C 63 AMG le hacen crecer nada menos que 54 mm en longitud en el que destacan las generosas entradas de aire, su splitter delantero y la parrilla cromada. tampoco pasan desapercibidas las taloneras, las carcasas negras de los retrovisores exteriores, unas llantas de aleación de diseño específico y distinto tamaño en ambos trenes – de 18 pulgadas delante y 19 pulgadas detrás -, así como salidas una cuádruple salida de escape com terminales rectangulares.

Dentro de su habitáculo el Mercedes C 63 AMG destaca por su tapicería exclusiva en negro y rojo, así como en las numerosas inserciones en fibra de carbono y aluminio cepillado. Incluso el cliente puede escoger entre unos asientos deportivos de serie o bien unos bacquets revestidos denominados Performance.

Con motivo de su lanzamiento, Mercedes ya tiene lista la versión especial Edition 1, que se podrá elegir entre seis colores disponibles: polar white, designo diamong white bright, iridium silver metallic, palladium silver metallic, obsidian black metallic e iridium silver magno, tanto en las variantes de carrocería sedán como Estate, correspondiente a la versión familiar. La mencionada versión contará con un abundante equipamiento que incluye llantas de 19 pulgadas, carcasas de los retrovisores en negro brillante, parrila delantera con inserciones en rojo, asientos deportivos, y placa numerada con la serigrafía Edition 1, entre otros elementos.

El Mercedes C 63 AMG llegará a nuestro mercado a principios de 2015 en la versión sedán, mientras que para la familiar, denominada Estate, habrá que esperar a la primavera. Tan sólo falta por confirmar su precio, que según fuentes oficiosas podría rondar los 85.000 euros.

Artículos relacionados:

etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>