Mini 5p

Después de que se presentara como prototipo en el Salón de Ginebra del presente año bajo la denominación de Mini Clubman Concept, ya está aquí la versión definitiva: la Mini 5p. A simple vista lo primero que llama la atención es el implemento de sus dos puertas traseras, que hace incrementar su tamaño en 4 centímetros respecto a su hermano de tres puertas hasta alcanzar los 16 centímetros. Un aumento que junto al crecimiento de la distancia entre ejes en 7 centímetros se traduce en un mayor aprovechamiento de las plazas traseras, que a buen seguro se mostrarán más holgadas ofreciendo un mayor hueco para las piernas de los pasajeros. Junto a ello lo que también crece respecto a la versión de tres puertas es su maletero y lo hace en 67 litros hasta situarse en unos aprovechables 278 litros.

En su habitáculo poco que añadir, pues monta el mismo sistema de indicación y mandos con display de color e información del llenado del depósito ubicado en la columna de la dirección, que ya se puedo ver cuando se presentó el nuevo Mini. Ahora el panel de instrumentación presenta una nueva iluminación con anillo LED interactivo, que viene de serie en el display con pantalla TFT de cuatro líneas. De manera opcional, puede montar una pantalla a color de hasta 8,8 pulgadas con el correspondiente navegador.

Entre su equipamiento de serie no faltan la iluminación ambiental, el ordenador de a bordo, el paquete de compartimentos, el climatizador automático bizona y el volante deportivo en cuero, que en las versiones Cooper S y Cooper SD, añaden multifunción y control de crucero.

También cuenta con un nutrido surtido de dispositivos de asistentes a la conducción como es el caso del cambio automático de luces, el Head Up Display y el control de crucero dinámico.

En su puesta a punto dinámica, la principal novedad la encontramos en su chasis, que ahora presenta reglajes específico dado el nuevo tamaño del coche. Mientras que el resto del bastidor se presenta igual al del resto de versiones con el objetivo de mantener ese tacto deportivo que siempre ha caracterizado a los Mini, así como su correspondiente control de estabilidad (DSC) con el control de tracción incluido (DTC).

Hasta cuatro motorizaciones compondrán la gama del Mini 5 puertas, de las cuales dos de ellas serán de gasolina y otras tantas diesel. Respecto a las primeras, la gama arranca de un tricilíndrico de 1,5 litros con tecnología Twin Power Turbo de 136 caballos, al que le acompaña un tetracilíndrico de dos litros y 192 caballos, correspondiente al Cooper S y que por el momento se alzará como la versión más deportiva de la gama. En cuanto a las versiones diesel, la gama comienza con un tres cilindros de 116 caballos que promete un gasto medio de 3,6 litros/100 km al que le sigue el conocido propulsor 2.0 D de 170 caballos, correspondiente al Mini Cooper SD.

Artículos relacionados:

etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>