Es el primer cuerpo policía de los EEUU en utilizar un eléctrico

Un Tesla de la Policía se queda sin batería en plena persecución

A veces un coche te puede jugar una mala pasada en el peor momento. En el caso de los eléctrico obligará a cambiar ciertos hábitos como así comprobó la Policía de California cuando el Testa Model S85 de una de sus patrullas se quedó sin batería durante una persecución, según explica a la CNN un representante del Departamento de Policía.

Los hechos se remontan al pasado viernes y ocurrieron tal y como los describe la portavoz Geneva Bosques; el oficial de policía conducía el Testla mientras perseguía a un sospechoso relacionado con un crimen en Santa Clara. Después de confirmar la placa, el oficial trató de detener el tráfico pero el conductor decidió emprender la huida.

Según Mercury News, la persecución ocurrió a gran velocidad, en la que se alcanzaron velocidades de 190 km/h, pero el oficial Jesse Hartman decidió avisar a sus compañeros porque no iba a poder proseguir con la persecución. “Me acabo de dar cuenta de que tengo menos de seis millas – unos 10 kilómetros – de batería de Tesla, así que puedo perderlo aquí en un segundo”.

Otras unidades policiales acudieron a la cita y finalmente se hicieron cargo, aunque diez minutos después cancelaron el objetivo por considerarlo inseguro. Horas después, la Patrulla de Carreteras de California encontró en San José el coche abandonado, perdiendo de esta manera la pista del sospechoso.

Un coche de policía con el que reducir emisiones La Policía de Fremont es el primer cuerpo policial de los EEUU en modificar un Tesla Model S para hacerlo funcional como coche de patrulla. Se trata pues, de una iniciativa para reducir emisiones de C02 en la ciudad y una apuesta más por la utilización de automóviles cada vez más limpios desde que en 2008 comenzaran a emplear los Ford Escape Hybrid y Toyota Prius, para posteriormente emplear en 2010, nueve híbridos más y en 2019 este modelo totalmente eléctrico.

Una defensa hacia el vehículo alternativo que la policía defiende con datos del mismo departamento en el que estima que, el coste de combustible de un Tesla Model S85 es de 5,70 dólares por cada 100 millas, frente a los 36 dólares para el GAS Ford PPV, lo que supone una reducción de un 84 por ciento en consumo.

¿Por qué ocurrió este problema? El origen de quedarse tirado sin batería se centra en el protocolo de carga en este tipo de coches, pues la policía no ha llevado un protocolo sobre la carga de estos coches eléctricos, al tratarse de un programa piloto de seis meses de duración y el equipo actualmente, se encuentra analizando todos los datos.

La policía no ha especificado los detalles de por qué ocurrió este error y despiste, pero aparentemente se cree que el vehículo no se recargó en la patrulla anterior.

Según apunta el jefe de policía de Fremont, Sean Washington, los Tesla son capaces de efectuar una jornada habitual de unas 11 horas y mantener la batería por encima del 40 o el 50 por ciento.

“No tenemos una política escrita sobre el combustible o la carga, aunque la pauta general es que al menos debe estar media llena al comienzo de cada turno”

Artículos relacionados:

etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>