Rompiendo moldes

Suzuki Ignis 2017

Suzuki retoma la denominación Ignis para lanzar un SUV del segmento A, cuyo atrevido diseño le permite contar con un sorprendente habitáculo, aparte de contar con una interesante cota TT, pues la ausencia de voladizo trasero le permite obtener un buen ángulo de salida de 38,8º. Si a ello sumamos la tracción total, está claro que podemos hacer alguna que otra incursión fuera del asfalto.

Imagen de previsualización de YouTube

Y todo para un vehículo que goza de una buena batería de accesorios para su personalización, cuyos 3,70 metros de longitud le deja prácticamente sin competencia, poco más que el Fiat Panda 4×4, si hacemos memoria. Bienvenidos a una nueva categoría como señala Suzuki, la de los SUV ultracompactos a partir de 12.200 euros ¿cómo se te queda el cuerpo?.

FOTOS EXTERIORES

FOTOS INTERIORES

En contacto con… A la hora de tomar contacto buscamos la versión que en un principio, se presume que será la más solicitada como es la dotada del  motor 1.2 DualJet de 90 caballos con tracción delantera y cambio manual de cinco velocidades.

Aparte de la citada configuración, el Suzuki Ignis 2017 se encuentra disponible con tracción delantera o total, cambio automático pilotado de seis y un bloque gasolina atmosférico de 1.2 litros de 4 cilindros y 16 válvulas con dos versiones: la estándar – testeada – y la microhíbrida, que añade un propulsor eléctrico de 4 caballos para asistir al motor térmico en fases de aceleración con el objetivo de obtener un rendimiento más eficiente.

Volviendo a la versión testeada, el rendimiento de su motor 1.2 litros de 90 caballos ofrece una respuesta más que correcta, siempre y cuando lo estiremos por encima de las 3.000 vueltas, cuando circulamos por carreteras secundarias para obtener unas óptimas cifras de par – disponible hasta 120 Nm -.

El cambio manual de cinco velocidades al que va asociado la mecánica aporta unas inserciones rápidas y precisas para sacar el mejor jugo a este mecánica que cumple con su cometido para obtener unas prestaciones competentes – ver ficha técnica -, sobretodo si llevamos al motor a la parte alta del cuentarrevoluciones. Tampoco está nada mal su consumo, que en la práctica se nos situó en torno a los 5,5 litros/100 km, lo cual es muy resaltable, respecto a los 4,6 litros/100 km que da la cifra oficial del consumo medio combinado -4,5 litros/100 km, la variante híbrida -.

Ligero – entre 810 y 850 kilos – y divertido de conducir, así es el Ignis. Un micro SUV con un tarado de suspensiones correcto, sin pecar de demasiado blanda, que repercuta en un excesivo balanceo en las curvas de reducido radio de giro, a lo que ayuda una dirección directa y precisa, que aporta una gran maniobrabilidad al conjunto.

Sus reducidas dimensiones le convierten en un automóvil destinado a la ciudad. Sin embargo su corto voladizo trasero, mencionado con anterioridad, sumado a sus 18 centímetros de altura mínima al suelo, le ofrecen cierta polivalencia a la hora de abandonar el asfalto y adentrarse en firme más irregular. Condición que se puede mejorar en mayor medida con tracción total definida por el sistema ALLGRIP Auto 4×4 de Suzuki, que distribuye el par automáticamente entre las ruedas delanteras y traseras, cuando detecta que las primeras han perdido capacidad de tracción o agarre.

Desde el interior Antes de entrar en el Ignis, cabe resaltar que tanto el ángulo de apertura de las puertas como la altura del vehículo, permiten un fácil y cómodo acceso a su interior, incluso a las personas mayores o con movilidad reducida.

Una vez dentro del habitáculo, el Ignis destaca por su amplitud y eso que a simple vista su tamaño nos puede inducir a error. Disponible para cuatro plazas, los pasajeros ubicados en las traseras disfrutarán de un buen espacio para las piernas, gracias a que ambos asientos se desplazan longitudinalmente de manera independiente, permitiendo decidir si queremos más espacio para las piernas o hueco para el equipaje de un maletero que cubica 267 litros. Tampoco se queda atrás en altura interior, pues este pequeño SUV se sitúa entre los mejores del segmento en este apartado.

Delante, conductor y pasajero, disfrutarán de dos cómodas plazas con unos asientos que recogen bien, gracias a sus formas, al menos en el acabado GLX, que fue el probado.

Al volante la visibilidad es muy buena, gracias a la posición elevada de conducción y a unos retrovisores de generoso tamaño. No así la superficie acristalada, que a pesar de ser amplia de tres cuartos hacia delante, el corte de las ventanillas traseras sin cristal, en chapa, producto de su diseño, resta visibilidad al conjunto, sobretodo en algún giro cerrado por ciudad. Otro pequeño fallo lo detectamos en la imposibilidad de regular el volante en profundidad.

En su aspecto, todo el acabado está conformado por plásticos duros de agradable aspecto y tacto. Tan sólo los de la guantera, me han parecigo algo mejorables, aunque en líneas generales el Ignis presenta un aspecto bastante logrado.

En la parte superior de la consola central destaca una nueva pantalla táctil de 7 pulgadas, de manejo sencillo e intuitivo. Dicha pantalla podemos conectarla al Smartphone a través del Bluetooth o mediante un cable USB, que nos permitirá utilizar las aplicaciones del teléfono en la pantalla – compatible con CarPlay, Android Auto y MirrorLink. Dicha pantalla también se puede utilizar bien como radio, navegador o para ver lo que recoge la cámara trasera.

Conclusión Suzuki se planta en el escalón de los todocaminos más pequeños con un producto distinto y original, con todo un arsenal de elementos de personalización, además de una línea a nuestra entender, muy acertada y enfocada al tipo de público que se quiere llegar. Así cuenta con 9 tonalidades de la carrocería, algunas muy llamativas, a las que se suman 5 opciones bitono. A todo ello, su catálogo de opciones no tiene desperdicio, ofreciendo distintos adhesivos para el perfil y colores para los marcos de las luces antiniebla, molduras de la parrilla y carcasas de los retrovisores.

Destacable en el Ignis es también el apartado en seguridad donde el vehículo monta dos cámaras, capaces de detectar lar marcas de la carretera, así como los objetos que se encuentran delante del coche y la distancia a la que están. Basándose en su tamaño y forma, dichas cámaras pueden averiguar si se trata de un peatón o bien de otro coche. Esto permite añadir tres funciones más en seguridad avanzada. La primera de las mismas es el asistente a la frenada de emergencia por medio de estas dos cámaras (Dual Camera Brake Support DCBS), mediante las cuales son capaces de detectar la presencia de otro vehículo o peatón delante, cuando el Ignis circula a una velocidad igual o superior a 5 km/h. De esta manera, evita colisiones o mitiga los daños por colisión a través de avisos en la pantalla y accionando la frenada automática.

En segundo lugar se encuentra el aviso de abandono de carril, donde el sistema vibra el volante y enciende la luz de aviso del panel de instrumentos, cuando el vehículo, que circula a velocidades iguales o superiores a 60 km/h, abandona el carril sin que el conductor utilice el indicador.

Por último, el tercer sistema es la función de alerta de fatiga, que también se activa cuando circulamos a velocidades iguales o superiores a 60 km/h. En ese instante y cuando el vehículo zigzaguea de un lado a otro del carril es el momento en el que el sistema hace sonar la alarma, a la vez que enciende un testigo en el cuadro de instrumentos. De esta manera, llama la atención del conductor que ha producido esta reacción, bien por somnolencia o por falta de atención en la carretera.

En cuanto a su equipamiento, el Ignis cuenta con dos líneas de acabado GLE y GLX. El primero ya incluye de serie aire acondicionado, asientos delanteros calefactados banqueta trasera deslizable en 15 centímetros, llantas de aleación de 16 pulgadas y retrovisores eléctricos y calefactados, entre otros elementos más destacables. Mientras el segundo añade, la cámara de visión trasera, el navegador con pantalla táctil de 7 pulgadas y función de Apple CarPlay o Android Auto.

Con el Ignis estamos ante un producto novedoso, diferente y fresco, que llega al mercado con una propuesta que apenas encuentra rivales. Un producto del que Suzuki saca pecho por considerarle pionero en su segmento, pues no es un derivado de otro vehículo, caso del Fiat 4×4 ni se limita como otros rivales como el Volkswagen Cross Up! u Opel Adam a dotarlo de ciertos aditivos estéticos para mostrar esa imagen SUV, sino que es todo un crossover con todas las letras, que se atreve con alguna que otra incursión en el campo y que se desenvuelve como pez en el agua en la gran ciudad.

Precios Suzuki Ignis 2017
Modelo Precio
1.2 DualJET 90 CV 5MT GLE 12.200 €
1.2 DualJET 90 CV 5MT GLX 13.950 €
1.2 DualJET 90 CV AGS GLX 14.850 €
1.2 DualJET 90 CV SHVS 5MT GLX 14.750 €
1.2 DualJET 90 CV 5MT AllGrip AUTO GLE 13.700 €
1.2 DualJET 90 CV 5MT AllGrip AUTO GLX 15.450 €

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>