¿Estás seguro del coche que compras?

Saber qué necesidades tiene que proporcionar un vehículo y cuál es el precio que debemos pagar por el se convierte en un requisito imprescindible a la hora de realizar la compra del segundo bien, en orden de importancia para una familia, tras el desembolso de una casa como es la adquisición de un automóvil.

Aunque antes de abonar la cantidad que se ajusta a nuestras necesidades, debemos tener en cuenta toda una serie de aspectos para salir satisfechos de nuestra compra. Según los expertos, primero hay que definir cuáles son nuestras necesidades reales, y en función de las mismas hacer una lista con aquello que consideremos imprescindible. Aunque no por ello debemos de dejar pasar por alto un aspecto cuanto menos tan importante como el precio de compra y ese es su coste de mantenimiento, dentro del cual se engloban las correspondientes revisiones –dentro de las que se incluye el gasto de neumáticos -, el precio del seguro y el impuesto de circulación.

 

Fotografía: Sebastian Marjarov

Fotografía: Sebastian Marjarov

Toda vez que hagamos un cálculo aproximado de estos gastos obligatorios, nos dirigiremos al concesionario buscando encontrar el automóvil que más se ajuste a nuestras necesidades. Bien, a partir de ahora puedes fijarte en los siguientes aspectos que te pueden ayudar a considerar esta importante decisión de compra.

 

CONSIDERACIONES A VALORAR EN UN VEHÍCULO
Me resulta fácil entrar y salir del vehículo.
Resulta cómoda encontrar la mejor posición al volante. ¡Ojo, no debemos olvidar la posibilidad de regularlo en altura y profundidad!
El asiento es fácil de ajustar. No estaría de más comprobar si tiene ajuste lumbar.
Todos los mandos que controlan las distintas funciones del vehículo, tales como la climatización, el control de estabilidad, el sistema de audio,.. etc, son fáciles de utilizar y se encuentran alcance de la mano
Comprobar que los retrovisores –tanto los exteriores como el interior – sean lo suficiente amplios para que no nos perjudiquen la visibilidad.
Ver si se ajusta la capacidad del maletero a nuestras necesidades. Aquí es importante observar si presenta formas regulares, que faciliten su carga. También si la boca de carga es lo suficientemente ancha como para no vernos en aprietos y si los asientos se pueden abatir para ampliar la capacidad de carga.
Existen chirridos y ruidos extraños dentro del vehículo y si los materiales que configuran el salpicadero están bien engarzados.

 

Fíjate qué aspectos debes valorar cuando pruebes el vehículo por los que estás interesado

Fotografía: Santiago Burgos

Fotografía: Santiago Burgos

Toda vez que has comprobado los siguientes aspectos, seguramente y como es lógico pedirás una prueba del vehículo, que irá precedida de una vuelta dada por el vendedor donde te comentará las bondades del vehículo por el que estás interesado. Durante este recorrido procura evaluar el automóvil desde el punto de vista del pasajero, es decir, comprueba si tiene ruidos, si la suspensión es lo suficientemente cómoda cuando pasa un badén o si el asiento tiene el suficiente mullido como para viajar de manera confortable. Incluso si el habitáculo cuenta con el suficiente espacio para que todos los pasajeros viajen cómodos.

Una vez que el vendedor te ofrece conducirlo te proponemos una serie de valoraciones que te ayudarán a tomar tu decisión final.

ASPECTOS A TENER EN CUENTA
Durante el viaje procura buscar algún repecho para observar si el coche se mueve con la suficientes soltura y potencia.
Si puedes, no estaría de más buscar alguna zona de curvas para ver cómo es su agilidad en este tipo de carreteras. Comprueba si tiene algún tipo de inercias el vehículo.
Una vez en autovía o autopista, prueba a acelerar de 90 a 120 km/h, ya que es la mejor forma de saber cómo es su comportamiento a la hora de adelantar, sin incurrir en infracciones. Valora si es rápido y adelanta con facilidad.
Observa cómo desarrolla su potencia tanto a alta como a bajas revoluciones.
Valora como es el tacto de su dirección, es decir, si nos ayuda con precisión a colocar el coche en una curva.
Otro aspecto interesante es la suspensión, aquí nos paremos a observar si es dura, es decir, notas muchos las irregularidades de la calzada, o por el contrario, es muy blanda y aunque confortable, balancea en exceso. Como todo en la vida, en el equilibrio está la virtud.
Comprueba dentro de los márgenes legales, como entra en funcionamiento el control de estabilidad y si el coche frena con solvencia, manteniendo la trayectoria en todo momento.

 

Una vez finalizado el test de conducción y haber observado con detenimiento el vehículo, no te precipites en tu decisión final, piensa en cuáles han sido los aspectos que más te han convenido y cuáles no han estado a la altura de lo que esperabas. Trata de comprobar también otros posibles modelos, que puedan rivalizar con el vehículo que tenías en un principio pensado y así poder tomar la decisión más ajustada a tus necesidades. Te deseamos una buena compra y esperamos haber servido de ayuda.

Artículos relacionados:

etiquetas:

Una respuesta a ¿Estás seguro del coche que compras?

  1. Fabulosa informacion. Me tope tu web hace como 10 dias y aqui estoy de vuelta. Tremenda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>