El ganador absoluto fue un Honda Civic, tras reducir el consumo en un 21,36 por ciento

ALD Ecomotion Tour: ahorrar consumo también es divertido

Hay pruebas que por su singularidad son todo un acierto y en esta ocasión, no son para menos, me refiero a las que durante diez años organiza la compañía de flotas del Grupo internacional Société Générale. Básicamente se trata de una original competición, que premia al que logre el mayor porcentaje, respecto a los consumos que homologa el fabricante. Para lograr la máxima igualdad entre los participantes, se establecen unos tiempos que hay que cumplir dentro de unas rutas marcadas por la organización. Una manera cuanto menos original y con la que ALD Automotive quiere demostrar que se puede rebajar el gasto de combustible en el uso diario del vehículo, mejorando de esta manera la calidad del aire.

La ruta, que a lo largo del pasado 1 y 2 de junio ha llevado a un total de 26 vehículos, procedentes de 19 marcas, todos ello conducidos por un representante del fabricante y un periodista hasta el municipio extremeño de El Gordo (Cáceres), concretamente hasta el Hotel Vincci Valdecañas Golf.

Alfa Romeo, Audi, BMW, Citroën, Fiat, Ford, Honda, Hyundai, Kia, Mazda, Nissan, Opel, Peugeot, Renault, Seat, Skoda, Volkswagen y Volvo han sido las marcas que se han se han sumado al compromiso de ALD Automotive con el cuidado del medio ambiente. Todas ellas han participado con vehículos, que actualmente se encuentran en el mercado y que utilizan bien una combustión estándar y vehículos híbridos en la categoría de turismos, SUV-todoterrenos y comerciales ligeros.

En esta edición el consumo se rebajó un 21 por ciento Tras un recorrido de más de 400 kilómetros (471 kilómetros para ser exactos), el ganador absoluto ha sido un Honda Civic 1.5 Executive, que ha logrado rebajar el consumo de carburante en un 21,36 por ciento frente a la ficha del fabricante.

Por categorías, el Opel insignia se ha proclamado vencedor en la categoría de turismos con emisiones menos de 118 gramos con una reducción de 11,24 por ciento. Por su parte, en la clasificación de turismos con emisiones superiores a 118 gramos ha sido el Honda Civic y en la categoría de híbridos el Hyundai Ioniq ha logrado la victoria. Mientras el Volkswagen Tiguan lo ha hecho en la categoría SUV todoterrenos. Por último en la categoría de comerciales ligeros el primer puesto ha sido para la Fiat Dobló Cargo Base.

Una experiencia enriquecedora La edición en la que participó Motorfan junto a Peugeot contaba con una ruta dividida en dos días, el primero de los cuales comenzaría en la localidad madrileña de Majadahonda en dirección hacia la zona sur de Ávila, pasando por el puerto de la Cruz Verde hasta llegar al Embalse de Valdecañas en Cáceres.

Un camino que invertimos lo recorrido en el segundo día, tras circular por un pequeño tramo de la provincia de Toledo, para atravesar la provincia de Ávila y terminar, tras previo paso por El Escorial en una gasolinera ubicada en Galapagar.

En la etapa inicial, nuestro compañero de viaje, un Peugeot 5008 2.0 BlueHDi 180CV EAT6 GT, no comenzaría la jornada con resultados muy esperanzadores, pues su consumo con 6,5 litros litros/100, se situaba por encima de lo que indicaba los datos arrojados por el fabricante, pero una serie de bajadas haría recortar el mismo a unos esperanzadores 5,2 litros/100 km, una cifra muy cercana a los 4,8 litros/100 km anunciados por el fabricante. Incluso llegamos a obtener consumos de 3,7 litros/100 km cuando la ruta mostraba el recorrido más favorable.

La segunda etapa comenzaría con un primer tramo en el que la mayor parte se haría por autovía con una media de 70 km/h, pero que obligaba a estar bien despiertos y cuidadosos con el acelerador para que no penalizáramos en tiempo a la hora de la llegada. En el cambio de conductor en la localidad abulense de La Adrada, todo se pondría cuesta arriba, pues obligaba a subir irremediablemente el mismo si queríamos mantener la media establecida. A esto se sumaba el tráfico pillado en el tramo final del recorrido, que evitaba bajar en solitario y con un ritmo fluido para aprovechar las bajas que se presentaba el recorrido. El resultado final fue uno 5,52 litros, según nuestras cuentas, teniendo en cuenta lo que repostó la organización y los kilómetros recorridos. Una cifra que no era para ganar, pero que teniendo en cuenta las vicisitudes que se nos presentaron en la prueba no estaba nada mal.

Cabe resaltar que en una prueba de estas características en la que se corre poco, te lleva a estar bien atento si y plegarte a la velocidad media marcada por la organización si no quieres verte penalizado en tiempo. Además, si optas por correr mucho el coche gastará por encima del objetivo. Todo ello con el hándicap de recorrer con tráfico abierto en el que no sabes qué te puede suceder. De hecho, puedes encontrarte con tractores a un ritmo lento, ciclistas en pelotón, gente circulando en los pasos de peatones dispuestos en las poblaciones, tráfico lento como consecuencia de algún mercadillo dispuesto en las ciudades.

En fin, una experiencia enriquecedora, que prometemos hacerla más y mejor.

Artículos relacionados:

etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>