Plasman en su amplio equipamiento tecnológico, eficiencia y fiabilidad, sus argumentos de ventas

Auto japoneses: ¿cuestión de estilo o confianza?

La elección por parte del COI (Comité Olímpico internacional) de Tokio, en detrimento de Madrid y Estambul como el lugar que albergará los Juegos Olímpicos de 2020 inundó los titulares de la prensa internacional de todo el mundo. Un impacto que repercute directamente en la economía del país del Sol Naciente, siendo estimado por el comité que impulsó la candidatura de la capital nipona en 30.000 millones de dólares, con la creación de unos 150.000 puestos de trabajo. Una noticia de repercusión mundial que tendrá al sector de la automoción entre las principales industrias beneficiadas.

La decisión a la que hacíamos referencia al comienzo del artículo ha tenido mucho que ver la credibilidad del país asiático y si aplicamos la misma al sector de la automoción, no sería descabellado pensar que incrementarán las ventas de vehículos nipones valorados por su buen nivel de equipamiento, constante innovación tecnológica, eficiencia y fiabilidad. Grandes compañías como Toyota, Honda y Nissan están haciendo grandes apuestas en el mercado español por batirse el cobre con la generalistas más demandas europeas. Otras como Mazda, Subaru, Suzuki y Mitsubishi tratando de afianzarse en nichos de mercado donde cuentan con sobrada experiencia.

Toyota se sitúa al frente de las marcas de coches japoneses y también como la marca que más vende en el mundo, por delante del gigante General Motors. Uno de los modelos a tener en cuenta es el monovolumen compacto Verso. Disponible en versiones de 5 y 7 plazas cuenta con plataforma propia con la que ofrecer una mejor modularidad y espacio interior que sus antecesores, que de por sí es práctico y efectivo a la hora de posicionar a sus ocupantes. Además cuenta con motores diesel que se desenvuelven con soltura y agradable respuesta.

Quizá los puntos menos a su favor sean el acceso a la tercera fila y su sistema de luces automático con retardo.

En el caso de Honda, aunque su CR-V, no cuente en España con un éxito despampanante si que es éste un modelo con bastante éxito global. De hecho se han venido más de cinco millones de unidades desde que apareciera en 1995. Ahora es más familiar y aún más útil y práctico 4×4 con el comportamiento de una berlina. Sus mayores condicionantes se encuentran fuera del asfalto, donde le limita su poca altura libre al suelo de 165 mm.

Si hay un líder superventas en Nissan ese es el Qashqai, quien ha dado la vuelta al concepto de diseñar un coche, creando un vehículo de estética campera con la agilidad de un urbano. Eficaz en carretera, con posibilidad de contar con cinco ó siete plazas en su interior; además de tracción delantera o total, al SUV de Nissan no le falta casi nada.

Entre los aspectos a mejorar serían la ergonomía de sus asientos o el tamaño demasiado pequeño de la pantalla del navegador.

Mazda tiene en el 6 uno de sus modelos más exitosos, una particular interpretación de la berlina cargada de tecnología que combina eficiencia con buenas sensaciones, para convertirla en una vehículo de los que apetece mucho conducir. Por el contrario, su precio es más elevado que el resto de sus rivales, así como un mayor confort en los grandes desplazamientos.

Mitsubishi sigue la línea de sus rivales de Nissan y Honda, lanzando con el ASX un crossover que cuenta con la finalidad de incrementar la presencia de la marca en este segmento. Un modelo del que este mismo año se le ha realizado un lavado de cara y que lleva implícito lo que el público demanda: la imagen de un coche grande, aunque con el comportamiento, las prestaciones y el precio de un turismo. Rival directo del Qashqai presenta una clara apuesta por el equipamiento, del que ofrece mucho a buen precio. En su contra se refleja un diseño que se ha quedado algo obsoleto, además del confort de bacheo en firme irregular.

Si hay un modelo que mejor refleje la filosofía de Subaru ese es el Impreza y aunque no es el líder de ventas en el mercado español, tiene en su versión WRX STi el fiel reflejo de un coche de carreras adaptado a la calle. Su gran hándicap reside en su diseño, ya que acusa el paso de los años a la espera del próximo modelo que podría aparecer en 2014.

Por último, entre las marcas generalistas se encuentra Suzuki que tiene en el Grand Vitara su más fiel aliado en ventas, un modelo que se presenta renovado y que se vende en el mercado español en versión de dos ruedas motrices y tracción integral. Un SUV que conserva la cualidades camperas de anteriores modelos, aunque con un diseño exterior más atractivo y un habitáculo mejor acabado. Por el contrario, peca de una menor respuesta del motor en baja, este es el caso de la motorización 1,9 litros diesel de 129 CV.

Al igual que su nodriza, la marca de lujo de Toyota, Lexus es la que más confía en la hibridación de sus modelos, siendo la única que dispone de versiones híbridas en todos sus modelos. Una de sus grandes apuestas es el IS 300h, una berlina de estética innovadora, amplio equipamiento tecnológico y un sistema que combina un motor eléctrico con otro de gasolina para ofrecer 223 CV con un consumo medio de 4,3 l/100 km. Por el contrario peca de un sinuoso recorrido de la palanca cuando ponemos punto muerto.

Otra marca de lujo nipona la encontramos en Infiniti y su FX como su modelo más representativo, sobretodo su versión 30d de 238 CV, que destaca por su completo equipamiento y rendimiento de su mecánica. Sin embargo echamos en falta la ausencia de rueda de repuesto, así como una mayor capacidad offroad.

Todos estos automóviles nipones nos dan una fisonomía de cómo se ha asentado cada marca en el mercado español. Desde luego no saben qué les deparará el futuro, aunque sí tienen claro cómo ganárselo y tienen en los Juegos Olímpicos un buen precedente.

Artículos relacionados:

etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>