La salinidad del ambiente marino puede llegar a afectar al motor si no se retira

¿Cómo quitar el salitre del coche?

Cuando acabas de regresar de tus vacaciones y examinas tu coche el polvo, la arena, los excrementos de pájaros en la carrocería o los paragolpes y lunas llenos de insectos son solo algunos de los elementos presentes en el mismo con el paso de los días y tras haber realizado el viaje de vuelta. Aunque hay uno que no debes descuidar, sobre todo si has estado en una zona costera o vives cerca del mar. Hablamos del salitre, un elemento que puede dañar la pintura de tu vehículo, o lo que es peor, incluso el motor, sino se toman las debidas precauciones.

La salinidad del ambiente marino puede provocar la corrosión de la carrocería de tu coche sino se toman las debidas precauciones. Ese enemigo peligroso como es la sal, puede acumularse en tu vehículo, especialmente en las zonas bajas más difíciles de ver. Por ello, te damos una serie de consejos para evitar sus nefastas consecuencias.

¿Qué es el salitre? El salitre es un mineral blanco que se encuentra de manera natural en la sal y que favorece la corrosión de los materiales. De hecho, está presente en las playas y uno de sus principales daños es que favorece la corrosión de los materiales. Tanto, que no sólo carcome parte de la carrocería, sino que también deteriora el interior del vehículo, incluyendo elementos metálicos e incluso el motor. Para evitar que esta sal pueda acabar acumulada en tu coche, te proponemos una seria de recomendaciones.

  • Lava con frecuencia tu coche los días de playa. Cuando lo hagas, utiliza agua y jabón, además de productos específicos para el vehículo. Además, cuando lo laves, evita siempre las horas de más calor y nunca dejes secarlo al sol. La manera ideal de lavarlo es a mano para alcanzar con mayor precisión a las zonas ocultas.
  • No importa que el lavado sea rápido, puesto que de lo que se trata es de eliminar la sal que impregna el vehículo.
  • Cuando laves el coche, limpia con más esmero los pasos de rueda, llantas y neumáticos, ya que son las parte que tienden a acumular una mayor suciedad y se encuentran más expuestas a la salinidad a la que hacemos referencia. Ten en cuenta que cuando recorremos las zonas costeras, la humedad del suelo se transfiere hacia esas partes y esta humedad, contiene la misma sal que el ambiente marino.
  • Es muy importante utilizar un desengrasante, ya que te ayudará a ablandar la sal y retirarla más fácilmente.
  • No te olvides de lavar los bajos del vehículo con una manguera a presión – si es posible -, puesto que muchas de sus piezas interiores pueden comenzar a oxidarse por el salitre.
  • Para acabar con el mantenimiento, utiliza cera para la carrocería y lubricante de grafito en los bajos de la misma. En el caso de la cera, es mejor que sea líquida, puesto que te resultará más fácil de retirarla. Si resides en una zona con playa, te recomendamos encerar el coche una vez al mes y aplicar la el mencionado lubricante de grafito cada cuatro meses.

Artículos relacionados:

etiquetas:

Los comentarios están cerrados.