¿Quieres saber cuántos cuesta y cuándo debes cambiardo?

¿Eres alérgico? Mantén el filtro antipolen en buen estado

Con la llegada de la primavera, las personas con alergia al polen comienzan a experimentar las molestias respiratorias propias de la época, como el goteo nasal, los ojos llorosos, picores y continuos ataques de estornudos, que disminuyen las facultades del conductor al volante. Hasta tal punto que suelen producir una pérdida de atención en la conducción y una merca en la visibilidad. No obstante estudios realizados al respecto, señalan que a 90 km/h un estornudo implica una desatención del control de vehículo durante unos 30 metros.

Incluso cuando nos mediquemos existe un alto riesgo, pues algunos de los antihistamínicos convencionales pueden producir somnolencia y pérdida de atención hasta tal punto que algunos de los medicamentos llegan a producir el mismo efecto sedante que el de una persona que conduce con un nivel de alcoholemia en sangre de 0,5 gr/h.

Teniendo en cuenta todo esto, toda precaución es poca. Por ello debemos mantener el coche lo más limpio posible, especialmente en los alérgicos a los acaros y mantener el filtro anteponen en buen estado. Te ayudamos a detectar dónde se encuentra y cómo cambiarlo, si merece la pena limpiarlo y cuánto te ahorras si lo tarea la realizas tú mismo.

Uno de los grandes desconocidos entre los filtros que lleva el vehículo es el antipolen, también denominado de habitáculo, que es el encargado de evitar que el polen entre en el vehículo, además de proteger de las partículas nocivas del ambiente, particularmente de las procedentes de los motores diesel, ya que son mucho más contaminantes – hasta cuatro veces más que los de gasolina similares -.

¿Dónde se encuentra? El filtro antepolen no se encuentra ubicado en el mismo lugar en todos los vehículos, aunque lo más habitual es que se encuentra en tres ubicaciones: bajo el parabrisas delantero, una vez que hayamos retirado el protector de plástico que alberga los motores del parabrisas. Un segundo lugar es tras la guantera, en una operación que requiere un juego de llaves allen o toro para quitar los tornillos. Y por último, tras la consola central, para el que también necesitarás un juego de llaves allen. Aunque en este caso, deberás tener especial cuidad a la hora de soltar algunas grapas de plástico tirando de ellas, ya que si las rompes, no solo no encajarán adecuadamente sino que además de producirán desajustes y molestos ruidos.

Toda vez que hemos dado con el filtro puede ser que está a la vista, con lo que sólo basta tirar de el para extraerlo o por el contrario, se encuentre dentro de una caja de plásticos para lo que requerirá tirar de la tapa de la caja para acceder al filtro.

Una vez que has tenido acceso al mismo, presta suma atención de hacerlo bien. Primero deberás observar que el nuevo y el viejo son idénticos. Después introduce el limpio en la misma posición en la que se encontraba el viejo, pues de lo contrario no funcionará como es debido. Finalmente, deberás montar los plásticos y guarnecidos en orden inversor a como los habías retirado.

Ten también bien presente, que antes de montar el filtro del polen, debes poner el aire acondicionado en recirculación, antes de montar el nuevo filtro y verter por completo un contenido de un aerosol desinfectante para limpiar el circuito.

¿Limpiar o cambiar? En primer lugar hay que tener claro que realizar una tarea de limpieza de filtro de polen puede ser contraproducente, pues no existe una manera adecuada sin que el elemento resulte dañado. Incluso si intentamos extraer el mismo y limpiarlo mediante aire o con agua, habremos realizado la tarea en balde, ya que después de realizarlo el filtro queda inútil.

La limpieza del filtro anteponen no es recomendable, pues quedará dañado o inútil

No obstante, conviene tener en cuenta que si nuestro filtro anteponen se encuentra situado bajo los limpiaparabrisas, podemos comprobar periódicamente en que el habitáculo del filtro se encuentra libre de agua y de humedad, secando cuidadosamente con un trapo de algodón, los restos que pudiera haber. Esta sería una buena manera de alargar su vida útil.

Ojo con la feliz idea de hacer como algunos conductores que quitan el filtro anteponen cuando se encuentra sucio y dejan el hueco vacío. Craso error, pues las impurezas del aire tienen vía libre para entrar dentro del vehículo.

¿Cada cuánto tiempo se debe cambiar? Por lo general, los fabricantes aconsejan cambiar el filtro anteponen una vez el año, a ser posible durante las últimas semanas de invierno y siempre antes de que empiecen a notarse los efectos de la primavera, pues con la entrada de la misma se incrementa la polinización de las platas y con ello los problemas alérgicos..

Además, si lo sustituimos en ese momento nos protegeremos del ambiente reseco en la ciudad durante los meses de verano y del considerable aumento de la contaminación producido por las altas temperaturas.

Si no queremos ver como el filtro se degrada con una mayor rapidez, debemos evitar sustituirlo durante las temporada de otoño e invierno, ya que es cuando se produce un incremento de la humedad y existe más probabilidad de lluvia.

En cualquier caso, debemos siempre repetir los intervalos para su cambio establecidos por el fabricante. Así en algunos coches el filtro antipolen se cambia a los 15.000 kilómetros, en otros a los 30.000 km recorridos, siempre en función del uso que le estemos dando al vehículo.

Y si decides cambiarlo por tu cuenta ¿cuánto te ahorras? Cambiar el filtro del polen es sumamente sencilla y tan sólo requiere de sufragar el coste del recambio, si nosotros realizamos el cambio suele oscilar entre los 12 y los 35 euros, dependiendo del tipo del vehículo y del fabricante de filtros que escojamos. Sin embargo, si optamos por hacerlo en el concesionario oficial el precio se multiplica hacia los 30 euros en los cubanos llegando hasta los 80 euros en algunas berlinas de marcas premium. ¿Te decides?

Artículos relacionados:

etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>