Los Suzuki Jimny fueron los vehculos utilizados en la operación de recate

Fernando Bello: un ángel de la guarda en Filomena

El temporal que ha afectado y continua afectando parte de España causado por la conocida borrasca Filomena dejaba tras de sí un paisaje en blanco que hacía muchos años que no se veía en muchas zonas de nuestro país. Por poner un ejemplo, la nevada caída en Madrid entre el viernes y el domingo de la pasada semana llegó a ser calificada como histórica.

Claro, que la bonita estampa invernal, que trajo consigo ingeniosos vídeos de gente esquiando por las calles, así como montones de niños y padres, que aprovecharon la situación para salir a jugar con la nieve, también dejaba todo un reguero de situaciones muy complicadas. Tanto fue así que el temporal que azotaba muchas de las carreteras españolas, llegó con especial virulencia a Madrid, donde dejaba tras de sí gente atascada en plena autovía o en las calles de la citada ciudad, además de miles de situaciones dantescas con ambulancias atascadas e incluso personas que se veía imposibilitadas de acudir al hospital, por citar algunos de las miles de situaciones que tuvieron lugar en la capital.

Incluso hoy en día, los problemas continúan con muchas personas que no pueden acudir a su puesto de trabajo o lo que es aún peor, ir al hospital. Un escenario en el que han cobrado especial protagonismo los todoterrenos, quienes han pasado a convertirse en los héroes del momento, incluso muchos han sido los colectivos que se han movilizado para ayudar a la ciudadanía. Uno de estos héroes silenciosos ha sido Fernando bello, director de ebent, una agencia de comunicación especializada en eventos de motor, quien ha aparcado por un fin de semana su trabajo diario para ayudar a las personas afectadas por el temporal Filomena y rescatar a los vehículos que se habían quedado ‘atascados’.

Para hacerse una idea de la situación, el Real Automóvil Club de España recibió un total de 2.500 llamadas de emergencia entre las 7 de la tarde del viernes y las 10 de la mañana del sábado.

¿Quién es Fernando? La palabra aventura va ligada a su vida, además de ser uno de los mayor expertos en el universo del todoterreno y todo un loco de los viajes de aventura que organiza desde hace años al desierto. Marruecos, Libia o Mauritania, son solo algunos de destinos que proponen eBent, la empresa que creara hace casi 20 años.

Quienes conocen a Fernando, saben que su humanidad no tienen límites. Colaborador de Suzuki, marca con la que no solo tiene una estrecha relación profesional sino que además es uno de los mayores aficionados que hay en España. Tanto es así, que poda gente puede presumir de coleccionar al menos una unidad, de las cuatro generaciones, que ha tenido el Suzuki Jimny, en sus 50 años de vida.

El caso, es que Fernando y su equipo se encontraban en plena realización de un evento para Suzuki, cuando la borrasca Filomena comenzó a mostrar su peor cara. Ni corto ni perezoso, Fernando se puso en contacto con Juan López Frade, presidente de Suzuki Ibérica, y le propuso aprovechar todo el despliegue personal del evento para ayudar a la gente que se había quedado atrapada a cauda del temporal, puesto que contaba con conductores altamente calificados para estos menesteres y al igual que él, no dudaron ni un instante en arrimar el hombro.

Los Jimnys, al rescate “No nos lo pensamos dos veces. Cogimos 10 Jimnys que nos cedió Suzuki y nos pusimos a rescatar a todo el mundo que pudimos. Fue algo improvisado. Cada conductor se encargó de cubrir la zona en la que vive”, comenta Fernando.

Los servicios comenzaron siendo los recates habituales de vehículos sin tracción total, ruedas de invierno ni cadenas, que se encontraban bloqueando las incorporaciones de la carreteras y en los carriles de acceso con rampas, que se convierten en auténticas trampas.

A lo largo del fin de semana, el tipo de servicio fue cambiando y los Suzuki Jimny, ataviados con neumáticos de invierno eslingas y equipos de emergencia, se convirtieron en una especies de taxis entre hospitales y de los domicilios de los pacientes, que de otra manera no podrían acceder a ellos, al igual que ocurriría que en los personal sanitarios de esos centros.

Imagen de previsualización de YouTube

Fernando quiso apelar a la responsabilidad de cada uno ante la situación que se avecinó. “Esto que ha pasado nos tiene que llevar a hacernos una reflexión. La gente estaba advertida, y salió a la carretera sin neumático de invierno ni cadenas, confiando que si les pasaba algo va acudir la UME para rescatarlos. Los primeros responsables de lo que nos sucedes somos nosotros y la UME hizo una labor bestial. Nosotros pudimos ver durante todo el fin de semana, como se dejaron la piel”, afirmó Bello.

La importancia de los 4×4 y su demonización

Demonizados por sus emisiones hasta el punto de obligar al fabricantes a retirarlos del mercado europeo, los Suzuki Jimny han rescatado a ciertos de personas en situaciones como esta o como la ocurrida en 2019 en Santa Pola, en la que los usuarios d3 los todoterrenos se unieron para rescatar a la gente en el auténtico caos provocados por as lluvias torrenciales, por eso queremos hacer una reflexión de cara a los fabricantes.

Un Suzuki Jimny emite entre 178 y 198 gr de C02/km según el ciclo de homologación WLTP, lo que con la actual situación obliga al importador a pagar, entre los 8.000 y los 10.000 euros por vehículo en concepto de multa por exceso de emisiones, algo que en la práctica ha supuesto la salida de este vehícuo en el mercado. ¿Qué ocurría si nos olvidáramos de ellos?

Artículos relacionados:

etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>