Una toma de contacto de auténtico infarto

Jadisa nos lleva con Mercedes AMG a otra dimensión

Cuando un Mercedes porta las siglas AMG hablamos de la máxima expresión dentro de la galaxia de la marca de estrella de tres puntas. Modelos que proporcionan la máxima expresión al volante, sin perder un ápice en confort. Nadie puede evitar a su paso girar la cabeza, sobretodo cuando escuchan el espectacular sonido de su escape como del motor. Jadisa nos llevó a vivir una experiencia inolvidable a bordo de los Mercedes AMG. Modelos todos ellos para disfrutar conduciéndolos.

Comienza el show… Cuando hace unos días recibí la invitación de Jadisa, concesionario oficial de Mercedes-Benz para Jaén y provincia, de pasar con ellos una jornada a bordo de los sugerentes AMG, no podía borrarme la sonrisa de de la car, íbamos a probar unos cuantos “pata negra” como denominamos en el argot del automóvil a aquellos automóviles de motores plagados de carácter, que combinan con bastidores afinados y suspensiones los suficientemente enérgicas en pos de mantener un óptimo comportamiento en marcha. Vamos lo que se denomina un deportivo en el más estricto sentido de la palabra. Mercedes va un paso más allá combinando estas cualidades con carrocerías para todos los gustos. Desde rodaster, pasando por coupé, berlina o compactos, no hay un modelo de la marca de la estrella que no cuente con la variante AMG.

En nuestro caso la caravana prometía con modelos como A45 AMG, el E63 AMG, el CLA 45 AMG y el SLK 55 AMG. Todo un poderío que se encontraría salpicado por modelos más “terrenales”, que también testearíamos, caso del CLS 350 Bluetec y el SL 350. Una interesante manera de ver de qué está hecho un modelo que pasa por ese departamento de ingeniería y fabricación a pequeña escala de vehículos deportivos como es AMG en comparación con un modelo “más convencional”, sin perder ese lujo, que revisten los Mercedes.

Manos a la obra La convocatoria sería para las 9:00 de la mañana en las instalaciones de Jadisa en la capital jienense. Puntuales a la cita llegamos, no sin antes echar un concienzudo vistazo a los modelos perfectamente ordenados que íbamos a probar aquella mañana soleada del pasado viernes. El espectáculo prometía, sobretodo cuando te subes a bordo de estos modelos, joyas de ingeniería que te hacen sentir tan poderoso como sus cifras de par y potencia te permiten.

Una ves reunidos el grupo de medios citados para la ocasión, tocaba ponernos al día del recorrido. Una ruta hacía Cazorla, que partía desde Jaén pasando por dos ciudades patrimonio de la Humanidad como son Úbeda y Baeza en dirección a Cazorla, pasando por el Peal del Berro para continuar por Burunchel y sus carreteras serpenteante como las que nos llevan al Puerto de las Palomas hasta llegar a La Iruela para después descender hasta Úbeda en dirección Jaén. Un recorrido ideal para buscar de qué están hechos estos verdaderos atletas del asfalto y que tuvo su parada y fonda en el Restaurante Monte Piedra, situado en Arroyo Frío – en el término municipal de La Iruela (Jaén) -.

Precio E63 AMG A partir de 121.200 euros

Mercedes E63 AMG: el enmascarado Comenzamos esta emocionante aventura a bordo del E63 AMG, toda una gran berlina de lujo cuya verdadera transformación afecta a sus entrañas, pues su inofensiva imagen exterior, no hace sino esconder la verdadera bestia que lleva dentro.

En carretera y autovía es un modelo que ofrece un comportamiento intachable. En curvas abiertas, el coche va por su sitio sin hacernos ninguna insinuación de adelantamiento por parte de su tren trasero. Siempre y cuando llevemos conectados el ESP.

Su versión 4Matic de tracción total, que fue la que testamos te invita a salir catapultado de la curvas por donde indica la dirección. En ese momento te despreocupas sin compasión de darle gas apenas tocas el vértice de la curva, aunque no puedes descuidar la frenada, por la velocidad a la que es capaz de pasar.

Su motor atmosférico V8 de 5,5 litros, se puede elegir en esta versión con motor de 557 o 585 CV – S Model -, en nuestro modelo se optó por la primera, que entrega 557 caballos entre 5.250 y 5.750 rpm y un par de 720 Nm entre 1.750 y 5.000 rpm. Con semejante arsenal de potencia y par, el motor del E63 AMG ofrece un rendimiento sencillamente espectacular, pues empuja desde muy bajas vueltas de forma contundente y sin fisuras, no cesando hasta el corte.

Y qué decir de su sonido, tan especial, pues solo ponerlo en marcha te deja babeando y te avisa de la enorme caballería que está dispuesta a ponerse a tu órdenes.

Imagen de previsualización de YouTube

En resumen, el clase E resulta a la postre una berlina eficaz y equilibrada, gracias a la incorporación del sistema de tracción total 4Matic, que unido a un puesto de conducción de diez y a un notable confort, cuya suspensión no pasa demasiada factura a los pasajeros le hacen contar con ese confort del que siempre presumen los Mercedes, hace que por muy largo que ea el viaje, siempre te apetece continuar con el trayecto.

Precio del CLA45 AMG A partir de 62.150 euros

Mercedes CLA 45 AMG: cuando la fuerza te acompaña Tras hacer unos 50 kilómetros con el más potente de la gama, tocaba el primer cambio con el Mercedes CLA 45 AMG, que aparte de presentar unos rasgos deportivos muy distintivos, cuenta bajo su capó con el cuatro cilindros más potente del mundo producido en serie, como es el 2.0 litros de 360 CV.

Como curiosidad te diré, que este motor se factura a mano, al igual que el resto de motores AMG, aunque a diferencia de estos no se hace en Affalterbach, la tradicional planta de montaje de AMG, sino en la fábrica de motores de Mercedes-Benz en Kollëda.

El motor se hace sentir dentro del habitáculo nada más arrancar y empuja con fuerza a bajo y medio régimen, aunque no con la contundencia del E63 AMG. Acelerar y cambiar de marchas a altas vueltas es toda una experiencia, gracias al buen trabajo de la caja de cambios AMG SPEEPSHIFT de 7 velocidades, acompañada del sutil petardeo de la mecánica.

Una vez al volante, todo pasa muy deprisa, incluso en las curvas, aunque el CLA 45 AMG, hace fácil lo difícil agarrándose al asfalto como una lapa, gracias al buen trabajo de la tracción a las cuatro ruedas 4Matic, unido al buen tarado de la suspensión.

Precio del SLK55 AMG A partir de 86.000 euros

Mercedes SLK55 AMG: el poder de la seducción Mezcla de roadster y coupé con techo retráctil, este modelo no sólo no se queda en eso sino que aúna deportividad, agilidad y diversión al volante, que caracterizan a los modelos producidos bajo la siglas AMG. Cualidades que ofrece en abundancia.

Su motor parte del mismo bloque mecánico del E63 AMG, es decir de un 5,5 V8, aunque sin recurrir a la doble sobrealimentación del turbo, para entregar una potencia de 421 CV a 6.800 rpm y 540 Nm de par máximo a 4.500 rpm. Empuja una barbaridad desde el mismo ralentí y busca las 7.000 rpm como un loco, lo que da buena cuenta de su amplio margen de utilización. Al igual que el resto de compañeros de viaje su preciso sonido mecánico ofrece tal acústica, propia de su línea de escape – con válvulas internas que modifican el recorrido – que es todo un concierto musical para nuestros oídos.

En un principio puede dar la sensación de encontrarse sobremotorizado, aunque todo surge de manera más natural de lo que en un principio te pueda parecer. Su tren delantero es noble, rápido y efectivo. Además sus apoyos en curva, no te transmiten las inquietudes de un coche corto, mientras su tren trasero traiciona de maravilla, gracias a contar con autoblocante de serie y un control de estabilidad (ESP), que no se entromete bruscamente en la conducción.

En definitiva, los pocos más de 40 kilómetros que rodamos con este modelo fueron toda una delicia. Todo un torrente de sensaciones envuelto en un cuerpo de exquisita belleza, donde su comportamiento y sensaciones al volante brillan por doquier. Cierto que no es más práctico que el E63 AMG, el CLA 45 AMG e incluso el A45 AMG, aunque es más ligero que ninguno de éstos y ya ante de subirte al volante sabes que sin ser tan radical como el E o el A, no está carente de satisfacciones y fuertes sensaciones al volante del mismo.

Precio del A45 AMG Desde 55.150 euros

Mercedes A45 AMG: radical compacto Con el A45 AMG acabamos nuestro apasionante trayecto por los automóviles de altas prestaciones de la marca de la estrella. Y lo que está claro es que no es un deportivo cualquiera, pues este modelo de Mercedes cuenta con la mayor potencia específica de un coche de producción.

El A45 AMG equipa un 2,0 litros de cilindrada, cuatro cilindros y sobrealimentación de doble entrada mediante un turbocompresor que sorprende por su tamaño y que permite generar presiones de hasta 1,8 bares y que cuenta con una potencia alta potencia específica de 181 CV por litro de cilindrada para generar una potencia de 360 CV. Este es un propulsor utilizable desde las 2.500 hasta las 6.000 vueltas, que es cuando se produce el corte de inyección.

El escape es otro de sus principales atractivos y no lo decimos solo por el tamaño del colector, sino también por las explosiones que produce al subir de marcha y el brutal petardeo que causa al apretar el acelerador.

En el plano dinámico el nivel de agarre del A45 AMG es elevadísimo, gracias en parte a su tracción total 4Matic, que se antoja indispensable para domar bajo los pies tanta caballería. Su comportamiento es muy neutro en un coche al que no le afectan en demasía las transferencias entre masas, salvo que vayamos a ritmos endiablados.

El A45 es un deportivo tan rápido y fácil de llevar, que pocos coches están a su altura en este sentido. Cierto es que no es tan contundente como otros AMG, caso del E63, pero como acceso de gama a tan singular saga es como para tenerlo muy, pero que muy en cuenta.

Artículos relacionados:

etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>