Fue capaz de sacarse el carné de conducir

Janis McDavid, el hombre que conduce sin brazos ni piernas

Janis McDavid es un alemán que nació sin brazos ni pernas y a pesar de ello decidió afrontar la vida con una actitud de lo más positiva. Este germano de la región de Ruhr trabaja motivando a la gente para que sean capaces de superar sus límites y para ello utiliza como medio de transporte una Mercedes Sprinter.

Para la inmensa mayoría de los humanos conducir sin extremidades se antojaría una terea imposible de realizar. No ocurre lo mismo para Janis, quien ha hecho de la necesidad una virtud. Cuando era una adolescente descubrió que determinadas empresas estaban especializadas en trasformar los vehículos para adaptarlos a personas con discapacidad. Ni corto ni perezoso buscó la manera de sacarse el carné de conducir.

Fue entonces cuando entró en escena Roland Arnold, que inspirada por la historia de McDavid, fundó Paravan, una compañía que se decida a adaptar coches y furgonetas. Incluso cuenta con su propia autoescuela centrada en aquellos conductores con algunas discapacidad: precisamente allí es donde Janis obtuvo el carné de conducir.

Una vez obtenida su licencia de conducción McDavid buscó un vehículo adecuado a sus circunstancias, en este caso una Mercedes Sprinter. De la mano de de Paravan la personalizó para no tener que depender de nadie cuando se trasladase de un lugar a otro. Tanto fue así que, las puertas de las furgonetas se abren de manera automática para desplegar una plataforma que se eleva para introducir las silla de ruedas eléctrica de Janis en su interior.

Imagen de previsualización de YouTube

Toda vez que aparca y McDavid se adentra en el habitáculo se dirige a la parte delantera donde se encuentra el puerto de conducción, que está hecho a medida. Una vez allí, Janis se pone el cinturón con un giro de su cuello y la ayuda de la cabeza que se encarga de enganchar este sistema de protección.

Tras realizar una serie de comprobaciones para asegurarse de que todo está a punto y listo, inserta la llave con la boca y arranca. A partir de ese instante, Janis controla la dirección, el acelerador y el freno con la ayuda de un joystick que se sujeta con la axila. Alguno se plantearía ¿qué para con el cambio de machas? Es automático y lo controla desde una botonera que tiene a su derecha con la que, además puede manejar otras funciones con las que cuenta la Mercedes Sprinter.

Artículos relacionados:

etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>