Salón Internacional de Ginebra 2015

Los ultradeportivos vuelven a copar el Salón de Ginebra

La 85ª edición del Salón de Ginebra, el que viene a ser el evento más importante a nivel europeo y uno de los salones del motor más importantes del mundo, vuelve cargado de optimismo con un mercado europeo que crece y eso se nota en los fabricantes que apuestan fuera por emplear esta gran cita automovilística como la plataforma para presentar sus modelos.

Desde que abriera sus puertas al público el pasado jueves 5 de marzo, los deportivos vuelven a protagonizar el foco de atención del gran público como de los más de 10.000 periodistas acreditados que acudieron a las jornadas de prensa los pasados martes 3 y miércoles 4 de marzo.

Ultradeportivos de la talla del Lamborghini Aventador, Ferrari 488 GTB, McLaren 675L, Ford GT, Koeniggseg Regera, Porsche 911 GT3 RS, incluso del último Bugatti Veyron fabricado, denominado La Finale. Sin obviar al orgullo español como es el GTA Spano, fabricado en Valencia.

Una vez más Palexpo, el centro de convenciones de Ginebra ubicado cerca del aeropuerto y que llega a ocupar más de 100.000 metros cuadrados, se convierte en el foco de atención del sector de la automoción a nivel mundial

Una de las principales novedades en la cita helvética ha sido el Bugatti Veyron La Finale, un modelo que representa el punto y final de la vida de un deportivo legendario de la marca francesa integrada en el Grupo Volkswagen. Si echamos la vista atrás han pasado nada menos 14 años desde que un 2001, con motivo del Salón de Frankfurt, viera la luz el primer prototipo del Bugatti Veyron, un modelo que con sus 1001 CV se convertiría en el coche más potente del mundo y cuya producción se daría cuatro años más tarde, en 2005. Dicho modelo aparecería en versión coupé, aunque con el paso de los años se gama se ampliara con una variante más potente que entregaba 1.200 caballos, además de una carrocería abierta, abierta o descapotable. Ya se han producido las 450 unidades previstas y precisamente la última de su producción, denominada La Finale, ha sido vendida por más de 2,3 millones de euros en el Salón de Ginebra. Precisamente en el centro de convenciones de Palexpo se muestra un Bugatti Veyron La Finale junto a la primera unidad producida en 2005.

Otra de las interesantes novedades viene de la marca del estado y su Lamborghini Aventador 750-4SV, el más rápido de su gama y no sólo por el tremendo potencial que genera su motor V12 alcanzando ahora los 750 caballos, frente a los 720 caballos que tiene la última evolución del Aventador presentada en 2011, sino también por el empleo de materiales ligeros como la fibra de carbono, que ha permitido una reducción de peso de alrededor de los 50 kilos, respecto a sus hermanos menos potentes. Este Aventador 750-4 Super Veloce estará a la venta en primavera a un precio situado alrededor de los 450.000 euros.

Tras haberse mostrado en todo su esplendor el pasado mes de enero en el Salón de Detroit, el Ford GT cruza el charco para hacer su debut europeo. Propulsado por el motor EcoBoost más potente fabricado hasta el momento, que asociado a una transmisión de doble embrague de siete velocidades, le permite desarrollar más de 600 caballos de potencia. Todo un homenaje el Ford GT40, que tantos éxitos cosechó en las carreras de resistencia.

De la mano de Aston Martin nos llega el Vulcan, un concept car muy próximo a convertirse en realidad, además de estar sólo homologado para circuitos. Construido íntegramente en fibra de carbono, este superdeportivo equipado con un motor V8 de 7,2 litros con una potencia superior a los 800 caballos, forma parte de un exclusivo programa para clientes y que sus 24 afortunados propietarios sólo podrán utilizar en circuitos y con mecánicos de la propia marca.

La marca sueca Koeniggseg, una de las fijas en la cita suiza nos muestra el Regera, un híbrido con motor de gasolina de nada menos de 1.100 caballos de potencia, acompañado de dos eléctricos de 250 caballos cada uno. Con tanto arsenal, no es de extrañar que el Regera pase de 0 a 400 km/h en menos de 20 segundos. En este sentido, Koeniggseg saca pecho declarando que es más rápido que el Bugatti Veyron. En principio y dependiendo de los clientes que se encuentren interesados por el citado modelo sólo se fabricarán 80 unidades.

Audi aprovecha la ocasión para traer el deportivo más radical de su gama como es el R8, un modelo que en su segunda generación equipa un motor V10 TFSi, que en el caso de la variante más deportiva, como es el R8 V10 Plus, incrementa su potencia hasta los 610 caballos. Tremendo potencial que le permite obtener un paso de 0 a 100 km/h en 3,2 segundos. El próximo verano se pondrá a la venta en España el Audi R8 en dos variantes: el R8 V10 a un precio de 191.800 euros y el R8 V10 Plus que parte de los 214.800 euros. Además de las citadas versiones se suma el R8 e-tron, una variante híbrida enchufable.

Una de las marcas que más expectación despierta en el Salón de Ginebra es Ferrari, que ha traído a la muestra suiza el 488 GTB, su modelo de entrada de gama y sucesor del 458 Italia. Bajo su capó trasero asoma acristalado un motor V8 con turbocompresor, que genera una potencia de 670 caballos. Potencia que le permite pasar de 0 a 200 km/h en 8,3 segundos. Cifra que le aporta el haber sido dotado con tecnología de competición.

Porsche tampoco quiso pasar desapercibida con el 911 GT3 RS, unas siglas de carreras, donde el motor de cilindros opuesto de 4.0 litros genera una potencia de 500 caballos. Todo un coche de competición para ser conducido por la calle con frenos reforzados, cambio de marchas PDK de doble embrague y 7 velocidades, nuevo tarado de suspensiones y altura de la carrocería rebajada. Un modelo que se lanzará en mayo a un precio de alrededor de 230.000 euros.

Nuestro orgullo patrio viene de la marca española ubicada en Valencia GTA Spano, un modelo que ha marcado un hito en la historia de la automoción al ser el primero en emplear grafeno en su construcción, un material 200 veces más fuerte que el acero y 5 veces más ligero. Incluso su monocasco se encuentra fabricado en grafeno, titanio y kevlar con el objetivo de ofrecer la máxima resistencia y el mínimo peso.

El ultradeportivo español recurre a un V10 equipado con doble turbocompresor, que genera nada menos que una potencia de 925 caballos. Potencial cercano al millar de caballos que asociado a un cambios secuencial de 7 marchas le permite alcanzar los 370 km/h. Claro que para detener tanto derroche descomunal de prestaciones equipa unos frenos cerámicos.

Artículos relacionados:

etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>