La creadora del retrovisor también fue una mujer

Mujeres que escribieron la historia del automóvil

Desde hace 100 años, las mujeres no solo han formado parte de la historia del automóvil sino que han sido pioneras en este ámbito. Gracias a su trabajo y empeño han contribuido al enorme impulso en investigación, desarrollo y optimización de la producción que vive el sector de la automoción.

¿Sabes quiénes son Bertha Benz, Mary Anderson, Florence Lawrence, Madame Labrousse, Dorothy Levitt o Alicia Sornosa?

Estas y otras muchas mujeres forman parte de la historia de la automoción con su trabajo y aportación en un sector que tradicionalmente ha sido un espacio reservado para los hombres.

Bertha Benz, la primera reparadora de la historia “Vamos a Pforzheim a ver a la abuela”, esto es lo que una mañana de 1888 dijo a sus hijos la esposa del inventor del automóvil, Karl Benz. Este viaje de 106 kilómetros que separaban el hogar familiar en Mannheim del de la abuela, supuso el viaje más largo realizado hasta entonces en un automóvil y el nacimiento del mantenimiento y reparación del coche tal y como lo hemos conocido.

El viaje de la señora Benz no estuvo exento de dificultades. La primera, que Bertha se quedó sin Ligroin, el combustible que empleaba el Benz Patent Motorwagen número 3 con el que se pudo en camino. La segunda, que después de adquirir carburante en una farmacia requirió de la ayuda de un herrero para reparar una cadena. Aunque antes de llegar a su destino, Bertha cambió por sí misma los forros del freno, además de reparar la tubería del combustible que se había obstruido. De esta manera, Bertha pasó a la historia como la primera mecánica del a historia.

Sophie Opel, la primera mujer fabricante de automóviles La esposa del fundador de una de las mayores factorías de vehículos del mundo, Adam Opel, se hizo cargo del negocio tras la muerte de su marido. Sophie dirigió el negocio durante 18 años, hasta su muerte en 1913.

Anne d’Uzes, la primera mujer con carné de conducir Esta activista francesa por los derechos de las mujeres fue la primera en superar el examen requerido para obtener el carné de conducir en 1897. También fue pionera en la creación en 1926, del primer club automovilístico francés para mujeres y la primera en ser multada por superar el límite de velocidad, tras ser sorprendida en el Bosque de Bolonia en julio de 1898 circulando a 15 km/h en lugar de los 12 km/h que marcaba la ley, siendo multada con 5 francos por el “riesgo de cometer un accidente”. Incluso esta aristócrata y duquesa de Uzes fue la primera en crear el Rally París-Roma, que participó hasta los 80 años de edad. Incluso se dice que fue la primera en instalar un espejo retrovisor en un vehículo antes de 1910.

Madame Labrousee, primera mujer piloto de la historia Madame Marie Labrousse fue la primera mujer en participar en la carrera entre Bruselas y Spa-Francoschamps, que se corrió el 1 y 2 de julio de 1899 de 179 kilómetros de distancia obteniendo el tercer puesto en los vehículos de tres asientos con un Panhard-Levassor de 5 hp.

Mary Anderson, inventora de las escobillas de los parabrisas Esta creadora de un elemento fundamental para la seguridad vial por su contribución a mejorar la visibilidad en condiciones climatológicas adversas, no pudo tener mejor idea.

Natural de Alabama (EEUU), Mary Anderson realizó en el invierno de 1902 un viaje desde allí a Nueva York, que no pudo ser más fructífero para la industria del automóvil. Mary tomó el tranvía desde la ciudad de los rascacielos y en seguida se dio cuenta de las dificultadas por las que pasaba ese vehículo para avanzar en cuanto llovía a raudales. Los conductores tenían que parar a cada rato, salir del tranvía y limpiar el parabrisas de vidrio.

Con aquella experiencia dándole vueltas en la cabeza, cuando volvió a Alabama, Mary transformó su idea en realidad, a pesar de no tener conocimiento mecánicos ni estudios de ingeniería. Para lograrlo contrató a un diseñador para crear el sistema operado manualmente, que mantuviera el parabrisas limpio de lluvia, agua y nieve, sin que se tuviera que bajar del vehículo, y luego logró que una empresa local produjera el modelo de aparato.

En junio de 1903 decidió presentarse en la Oficina de Patente y Marcas Registradas de los Estados Unidos (USPTO, por sus siglas en inglés), con un diagrama y la explicación del funcionamiento y los beneficios para los conductores que tendría su invento

El 10 de noviembre de 1903 le entregaron la patente de inventoras número 743.801, válida por 17 años, de un sistema automático para limpiar las ventanas frontales de los autos, controlados desde el interior del vehículo que ella llamó “sistema para limpiar las ventanas de autos eléctricos y otros vehículos para quilar la lluvia, nieve, hielo o aguanieve del vidrio”. Vamos, lo que comúnmente se conoce como limpiaparabrisas.

Dicho sistema consistía en una palanca dentro del vehículo que controlaba una lámina de goma del lado de afuera del parabrisas. Además, utilizaba un contrapeso para asegurarse el contacrto entre el limpiaparabrisas y la ventana.

Florence Lawrence, la inventora de los intermitentes y la señalización de freno De origen canadiense, este actriz y modelo fue la primera gran innovadora dentro del mundo de la automoción, al inventar los intermitentes y la señalización de freno.

Amante y coleccionista de coches, la que fuera la primera movie star de Hollywood creó un dispositivo conectado al guardabarros del coche, que cuando el conductor pulsaba un botón un brazo subía o bajaba indicando la dirección de la señal de giro. Más tarde inventaría una señal de freno. Se trataba de un sistema en la ponía un STOP, que se desplegaba cuando el conductor pisaba el pedal del freno. Sin embargo estos dos inventos no fueron patentados por Mary, siendo aprovechados por la industria del automóvil.

Campbell voz Laurentz, primera autora que escribió sobre coches Esta escritora recorrió cientos de kilómetros entre Francia e Inglaterra y relató su experiencia en el libro “My motor milestones”. Además, Campbell von Laurentz ideó un equipaje práctico para largos desplazamientos, que consistía en un básul de cuero, que mediante una correa, podía adaptarse a la parte trasera del coche; todo un precursor de nuestro actual maletero.

Dorothy Levitt, primera mujer en establecer un récord mundial de velocidad Bautizada en los tabloides de la época como la mujer más rápida del mundo, esta británica logró el récord de velocidad femenino en julio de 1905, sobre tierra en las Brighton Speed Trials (Pruebas de Velocidad de Brighton) con un Napier de 80 CV y alcanzar una velocidad de 128 km/h.

María de Villota, primera mujer española al volante de un F1 La tristemente desaparecida María de Villota fue la primera española en pilotar un Fórmula 1.

Siempre destacó en pruebas automovilísticas en la que logró “pole positions” y podios en carreras importantes como el campeonato Ferrari Challenge Europa, además de acabar subcampeona en la Fórmula Toyota en 2001.

En agosto de 2011 realizó sesiones de entrenamiento con un coche de la escudería Lotus Renault de dos años de antigüedad. En marzo de 2012 fue contratada piloto de prueba de la escudería Marussia.

“Su llegada a Marussia parecía que le iba a abrir la puerta para correr en F1. Por su edad, y logros a lo largo de su carrera, no iba a contar con muchas oportunidades de cumplir su sueño y estaba a un paso de hacerlo cuando ocurrió el accidente”, llegó a comentar José Miguel Pinochet, comentarista de deportes de BBC Mundo.

Alicia Sornosa, primera mujer española en dar la vuelta al mundo Tardó año y medio en recorrer el planeta subida en su moto. Hija del mítico piloto de los años 60, Jaime ‘Correcaminos’ Sornosa, Alicia ha heredado la pasión por el motor de su padre. También ha convertido sus viajes en una forma de vida.

Artículos relacionados:

etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>