Anticiparse a la frenada es una de las claves que determinan una buena conducción

¿Quieres saber cómo ser un buen conductor?

Es importante que cuando conduzcamos lo hagamos de manera segura, garantizando no solo nuestra seguridad sino también las de las personas que nos rodean. Por ello es muy importante tanto la actitud como la aptitud del conductor. Motorfan siguiendo los consejos de ALD Automotive, compañía del Grupo internacional Société Générale y de la mano del director de su escuela de conducción, Javier Cabanas, te ayuda a descubrir cuáles son los requisitos para ser un conductor “diez”.

1.- Cuida tu postura al volante Mantener una postura correcta al volante incrementa no solo la seguridad del conductor sino también la de los acompañantes. Por ello debemos tener siempre presente cómo debemos posicionarnos en el asiento del coche. La espalda debe estar pegada al respaldo y las piernas flexionadas con el fin de llegar correctamente y de una forma cómoda a los pedales. También es importante colocar las manos en el volante adecuadamente – en concreto a las tres menos cuarto -, comprobar que los retrovisores se encuentran bien colocados y abrochar correctamente el cinturón de seguridad.

Una postura al volante incorrecta no solo incrementará nuestro tiempo de reacción ante cualquier imprevisto en la carretera sino que además aumentará el riesgo de fatiga.

2.- Mantén en todo momento la distancia de seguridad Es muy importante respetar la seguridad con el vehículo que nos precede para evitar cualquier tipo de colisión por alcance. Además, de esta manera permitimos a los coches que nos siguen adelantar adecuadamente.

3.- Anticípate a la frenada Esta es una de las claves que determinan una buena conducción. Los coches actuales cuentan con un sistema e frenado ABS, que impide que las ruedas delanteras se bloqueen ante una fuerte frenada. En caso de tener que realizar una frenada fuerte para evitar una colisión, debemos asegurarnos de que no ponemos en riesgo al conductor del vehículo que nos sigue y dirigir el volante hacia un sitio seguro.

4.- Respeta los límites de velocidad En función de la vía en la que nos encontremos circulando, la velocidad máxima variará. Procura adecuarte a la misma, respetando siempre las señales viales que nos marcan los límites para no cometer excesos de velocidad, que no nos llevan a ninguna parte sino a poder sufrir un accidente o tener una sanción.

5.- Saber reaccionar en curvas Esta es una cualidad propia de todo buen conductor. Para tomar la curva de manera correcta y con la mayor seguridad posible, debes frenar antes de entrar en la misma con el coche aún en posición recta. A continuación, gira con ambas manos el volante y realiza el trazado cuidadosamente.

6.- Anuncia debidamente los cambios de carril Con el fin de advertir al resto de conductores sobre nuestras maniobras, utiliza siempre los intermitentes, de esta manera reducimos significativamente las posibilidades de colisión.

7.- Al volante ni una distracción La mayoría de los accidentes ocurridos en carretera suelen ser como consecuencia de una distracción. Por ello y para evitar en cualquier momento perder la concentración en la conducción, debemos programar el GPS antes de emprender la marcha, no utilizar los dispositivos electrónicos o el móvil, ni tampoco comer o beber.

8.- Revisa el vehículo antes de viajar Antes de emprender un viaje es muy importante revisar el buen estado de determinados componentes como los neumáticos, el nivel de los líquidos y el limpiaparabrisas, entre otros.

9.- Comprueba la carga Procura distribuir la carga de manera equitativa en la zona habilitada para su transporte, ya que de esta manera evitará su contacto con los ocupantes en caso de frenada. Además, ten bien presente que como conductor tienes la obligación de transportar el número de personas que permiten las plazas homologadas, y recordarles a los pasajeros la obligación de utilizar siempre el cinturón de seguridad.

10.- Realiza una conducción sostenible Consumir menos es también un sinónimo a la hora de ser un buen conductor, aunque no el único a la hora de realizar una conducción sostenible. Para ello debemos evitar acelerones, utilizar las marchas largas y procurar llevar los neumáticos con la presión adecuada, pues una presión en estos de 0,3 bares menores a la recomendada por el fabricante aumentará el consumo en un 3 por ciento.

Artículos relacionados:

etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>