¿Sabes cómo eliminar el hielo del parabrisas?

Cuando llega el invierno y se suceden las bajas temperaturas se incrementan las posibilidades de que tu coche pueda presentar hielo en el parabrisas, sobretodo

Si se ha quedado aparcado toda la noche en la calle. Sixt, la empresa líder en el alquiler de coches, te propone una serie de sencillos consejos con los que ahorrar, tiempo, dinero y evitar averías.

Antes de la llegada de las bajas temperaturas es conveniente rellenar el depósito del liquido del limpiaparabrisas con un producto que tenga anticongelante, ya que en invierno el agua o el agua o el agua con jabón se puede congelar, lo que podría estropear la bomba eléctrica del sistema.

Para evitar la formación de hielo y que las escobillas del limpiaparabrisas no se queden pegadas al cristal lo más práctico y sencillo es cubrir el parabrisas con un cartón o una manta que es necesario sujetar con los brazos del limpiaparabrisas y las puertas delanteras. De este modo evitamos la formación de hielo y también que las escobillas del limpiaparabrisas se queden pegadas en el cristal.

¿Y en el caso de que se haya formado hielo?

Si no hemos evitado la formación de hielo en el parabrisas tendremos que eliminarlo antes de emprender la marcha. Antes de nada es muy importante saber lo que no debemos hacer.

¡Ojo a lo que no debemos hacer!
No accionar los limpiaparabrisas ni echar agua. El agua evaporará la situación y las escobillas del limpiaparabrisas es muy probable que queden pegadas al hielo, logrando con ello estropearlas e incluso dañar el motor del limpiaparabrisas.
Tampoco debemos echar agua caliente, pues el cambio brusco de temperatura puede romper el parabrisas.
No echar sal: cierto es que la sal evita la congelación, pero no descongela, además puede dañar el cristal y corroer la chapa.

Para eliminar correctamente el hielo ten en cuenta esta serie de acciones:
Arranca el motor, conecta la calefacción con el ventilador al máximo y dirige el flujo de aire al parabrisas. Esta acción la debes hacer siempre con el motor en frío, pue si esperas que este coja temperatura antes de conectar la calefacción, al igual que el agua caliente, puede rajar el parabrisas.
Rocía el parabrisas con alcohol. El alcohol tiene un punto de congelación inferior al del agua por lo que si la capa no es muy gruesa es una buena solución, pero en el caso contrario habrá que utilizar una rasqueta para eliminar el hielo. Nunca rellenes el depósito del parabrisas con alcohol, ya que puede estropearlo.
Rasca el hielo del parabrisas. Para ello lo ideal es utilizar una rasqueta de plástico, aunque en el caso de no disponer de una, podemos utilizar una caja de un CD o cualquier tarjeta o carné de plástico – mejor si carece de valor -. Por cierto, no utilices instrumentos metálicos ni materiales que puedan dañar el parabrisas.
Acciona el limpiaparabrisas y los dosificadores del líquido para dejar el parabrisas perfectamente limpio después de haber eliminado el hielo, haber despegado las escobillas del cristal. Una acción que deberás hacer siempre que el depósito del líquido del parabrisas contenga un producto con anticongelante.
No olvides retirar el hielo de los faros. En coches con faros halógenos debería bastar con encender las luces durante un tiempo. Pero las modernas tecnologías de iluminación o los halógenos con un diseño que separan mucho la parábola del cristal protector, requieren que retiremos el hielo a mano.

Artículos relacionados:

etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>