Su salida al mercado norteamericano será en 2012

Ford Escape, el nuevo Kuga

La marca del óvalo ya tiene preparada al sustituto de su nuevo Kuga, nombre que también utilizará en el mercado europeo y chino, aunque en el norteamericano se llamará Escape. Así lo ha dado a conocer Ford en el salón de Los Ángeles.

Al igual que los niños recién nacidos traen un pan bajo el brazo, el Kuga no ha querido ser menos y desde Ford anuncia que se fabricará en la planta valenciana de Almussafes.

De momento pocos datos más si cabe, pues todos los que nos ha llegado corresponde al Escape, y como tal van enfocados al mercado norteamericano. Así se podrá elegir por montar entre dos motores Ecoboost gasolina de 1.6 y 2.0 litros de cilindrada de 173 y 237 caballos, respectivamente, que irán alimentados por inyección directa y turbocompresor. A estas mecánicas, que ya incorporan modelos como el Focus y el C-Max, le acompañará un tercero, 2.5 litros atmosférico de 168 caballos, que será la mecánica de acceso a la gama.

Todos los mencionados motores se combinarán con una caja de cambios automática de seis velocidades “SelectShift Automatic” y la tracción total (4WD), que según Ford se encarga de mejorar la estabilidad en asfalto como la capacidad de tracción fuera del campo. Además ahora se ha mejorado para facilitar la tracción en curva, gracias al Torque Vectoring o distribución vectorial del par, que distribuye la fuerza disponible entre las ruedas de forma independiente, pudiendo llegar a entregar el 100% a la rueda derecha o izquierda.

A buen seguro que las versiones destinadas al mercado europeo no faltará las motorizaciones diesel, donde el 2.0 tdci cobra un especial protagonismo

Como detalle curioso se encuentra el sistema Active Grill donde cuenta con una compuerta que se oculta detrás de la parrilla y que se cierra automáticamente cuando el motor no precisa de un gran caudal de aire. Gracias a la aplicación de esta tecnología, el nuevo Escape será mucho más eficiente.

El nuevo Escape contará entre su equipamiento con un gran arsenal tecnológico, muy al estilo de otros modelos presentes en el mercado, como el sistema de aparcamiento automático en línea “Park Assist” y el detector del vehículo en ángulo muerto o el control de tracción. Sistemas que se completan con otro multimedia. Caso del Ford SYUNC con Ford My Ford Touch, que no sólo controla diversas funciones de voz, sino que también permite la conectividad con teléfonos.

Toda esta tecnología estará disponible en cualquiera de los mercado, mientras que len cuanto a los motores, y a pesar de ser todos gasolina, a buen seguro que no faltarán las mecánicas diesel donde el 2.0 TDCi seguirá teniendo protagonismo. Tampoco faltará una mator número de opciones de cajas de cambio.

Por lo demás, habrá que esperar a su salida al mercado, que no se producirá hasta 2012, aunque en Europa tardará más en llega

Artículos relacionados:

etiquetas:

Los comentarios están cerrados.