El objetivo: ser el mejor coche del mundo ¿lo habrá conseguido?

Mercedes-Benz Clase S

Con S de sublime, así es como vemos a la nueva generación del buque estandarte de la marca de la estrella. Una gran berlina que no deja indiferente a nadie por su cuidada estética, novedosos sistemas de asistencia a la conducción y mejorada aerodinámica encaminada a hacer su conducción más eficiente. Y todo ello sin descuidar un apartado como el de la seguridad donde Mercedes no escatima esfuerzos.

Con la intención de fabricar el mejor coche del mundo, como así lo anunciaba su presidente, Dieter Zetsche, el Clase S dará que hablar por como ha sabido adaptarse a las tiempos en los que la innovación manda sin perder ese clasicismo de la casa que le ha acompañado generación tras generación.

Esto que comentamos se puede apreciar en su diseño de corte elegante y señorial, con ciertas licencias estilísticas que pasan por convertirlo en más dinámico y adaptado a los tiempos que corren. Su parrilla de mayor tamaño que la de la anterior generación junto a la línea descendente del techo corroboran un aspecto muy al estilo coupé donde las formas cóncavas y convexas se entrelazan buscando una armonía de líneas.

El resultado final de este trabajo estilístico no ha podido ser mejor desde el punto de vista aerodinámico, logrando un coeficiente de resistencia aerodinámica Cx de 0,24, un valor que se rebaja en la versión híbrida S300 BlueTEC Hybrid a sólo 0,23.

Con el código interno W222, presenta una longitud de 5.246 mm, una anchura de 1.899 mm, una altura de 1.491 mm y una batalla de 3.165 mm. Y es que a pesar de ser más largo, ancho y alto que su predecesor, pierde capacidad del maletero, de los 560 a los 530 litros, debido a la nueva configuración de las plazas traseras.

La futura versión híbrida enchufable S-500 Plug-in Hybrid anuncia un consumo medio por debajo de los 4,0 litros/100 km Y eso no es todo lo que muestra a nivel estético, pues el nuevo Mercedes-Benz Clase S emplea nada menos que 500 diodos luminosos – si sumamos las que se encuentran también dentro de su habitáculo -, así pues no tiene ninguna luz incandescente sino que todas han sido sustituidas pro estas de tipo LED. Para que os hagáis una idea sólo los faros delantero cuentan con 56 LED, mientras los traseros emplean 35 LED.

En el momento de su lanzamiento, el sugerente Mercedes-Benz Clase S contará con cuatro opciones mecánicas, de las cuales dos serán versiones cono motor térmico, caso del S 300 BlueTEC Diesel 3.0 V6 de 258 CV y el gasolina S 500 4.7 V8 de 455 caballos. Mientras las dos restantes versiones corresponderán a mecánicas híbridas: el S 300 BlueTEC Hybrid (Diesel-eléctrico) de 204 caballos térmicos a los que se añaden 20 kW – unos 27 CV de potencia – para acabar contando con 231 CV y el S400 Hybrid (gasolina-eléctrico) de 306 CV del motor térmico y 20kW del eléctrico para alcanzar los 333 caballos finales. Todas las citadas mecánicas se encuentran asociadas al cambio automático 7G-Tronic Plus de doble embrague dotado de siete velocidades y cumplen con la normativa anticontaminante Euro 6.

La versión diesel eléctrica como es el S 300 BlueTEC Hybrid es la que se lleva la palma en ofrecer el consumo más bajo de la gama anunciando unos ajustadísimos 4,4 litros/100 km de consumo medio y un nivel de emisiones de C02 de sólo 115 gr/km. Más adelante llegará una versión híbrida enchufable que rebajará tales cifras como es el S500 Plug-in Hybrid que promete un consumo medio por debajo de los 4,0 litros/100 km. ¿Interesante, no?

A la mayor ligereza y rigidez de su chasis se suman toda una serie de elementos que convierten al Mercedes-Benz Clase S en un coche más seguro. Así por ejemplo el propramador de velocidad activo, denominado pro la marca DISTRONIC PLUS, cuenta con una función denominada Stop&Go Pilot, que permite seguir la trayectoria del coche precedente dentro del carril a baja velocidad – a menos de 30 km/h- ya sea en recto como en curva no pronunciada, interviniendo automáticamente sobre el acelerador, el freno y la dirección. Para el correcto funcionamiento del sistema es necesario que el conductor actúa sobre el volante, ya que de no hacerlo el sistema se desconecta. El mencionado sistema se ayuda de cámara estereoscópica y radares, que también son utilizadas para otras funciones del vehículo como la de evitar una posible colisión en un cruce, al detecta el vehículo que aparece perpendicularmente en la trayectoria del Clase S advirtiendo al conductor para que frene. Dicho sistema funciona hasta los 72 km/h. A estos dispositivos se suman otros, como el sistema inteligente de iluminación que cambia de largas a cortas cuando el sistema detecta la presencia de un vehículo que circula en sentido contrario; el Night View Assist Plus, capaz de reconocer peatones y animales sueltos cuando se circulade noche; el Cross Traffic Assist o sistema de reconocimiento de señales de tráfico, el servofreno de emergencia Bas Plus; los sistemas Pre-safe y Brakecan, capaz de detectar peatones o vehículos que circulan delante e iniciar la frenada automática en el caso de colisión inminente – siempre y cuando no se superan los 50 km/h -. Tampoco falta el Lane Assist o sistema involuntario de cambio de carril, el Attention Assist que prevé los síntomas de fatiga al volante recordando al conductor el momento exacto de la última parada y recomendándole volver a parar y el Distronic Plus, que viene a ser un sistema de asistencia de la dirección para ayudar al conductor a mantenerse en el carril por el que circula.

Además el Mercedes-Benz Clase S también ofrece la posibilidad de incorporar cinturones de seguridad con airbag para las plazas traseras y en el caso de contar con asientos reclinables en dichas plazas, también se ofrece un airbag con el fin de que el ocupante se deslice por debajo del cinturón de seguridad. Precisamente estos cinturones incluyen pretensores y limitadores de fuerza.

El revolucionario sistema Magic Body Control es capaz de monitorizar el estado de las carreteras a través de unas cámaras situadas en el parabrisas delantero Y eso no es todo pues mientras circulamos con el Clase S, el nuevo sistema Road Surface Scan se encarga de leer la carretera, mientras el tren de rodaje Magic Body Control – a través de unas cámaras montadas en el parabrisas delantero monitoriza el estado de la carretera -, la suspensión adaptativa regulable ADS Plus y la suspensión neumática Airmatic, adaptan el chasis de nuestro protagonista a las irregularidades de la carreteras. Todo sea para un mayor confort.

lujo y confort se dan la mano en un habitáculo de lo más refinado a base de materiales noble como la madera y el cuero que combinan con cierto detalles metalizados para dar un toque más moderno y tecnológico al conjunto. A su vez dos pantallas TFT de 12,3 pulgadas, se encargan de personalizar el elegante salpicadero. Una de ellas se encarga de la instrumentación, mientras la otra monitoriza todo lo que tienen que ver con el sistema de infoentretenimiento y el de la climatización.

El sistema de voz Linguatronic incluye una nueva evolución que permitirá dictar completa una sola frase, además de dar indicaciones al teléfono y al sistema de audio. Precisamente éste último incluye de serie el dispositivo Frontbass, dotado de diez altavoces, mientras que de forma opcional se puede optar por el sistema de sonido surround Burmester y el más sofisticado surround Burmester High-End 3D.

El sistema de navegación, por su parte, incluye procesamiento interactivo de todo tipo de contenidos, además de visualización en la unidad centras y en las plazas traseras de las imágenes captadas a través de Google Maps.

Aunque los verdaderos protagonistas en esta limusina son los pasajeros ubicados en las plazas traseras, que de forma opcional pueden adquirir el pack First Class que permite personalizar y ajustar el asiento al gusto del consumidor. También podrán disfrutar de una consola, que incluye mesitas, compartimentos adicionales, teclados integrados y auriculares. Y si esto no fuera poco relajarse con la nueva función Energizing de los asientos con masaje y función de caldeado. Además en todo momento contarán con la temperatura idónea y la calidad del aire más óptima gracias a los sistema Thermotronic y Air Blance de climatización e ionización del habitáculo.

Artículos relacionados:

etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>