Descubre los curiosos equipos que utiliza Euroconsult, la multinacional encargada de la auscultación de las carreteras

Carreteras: no es oro todo lo que reluce

La escasa inversión en el mantenimiento de las carreteras hacen que su estado sea deficiente con un deterioro evidente del asfalto que afecta no sólo a la circulación sino también al estado de nuestros vehículos. Desde el Ministerio de Fomento se lamentan asegurando que no hay dinero para reponer el asalto deteriorado por lo que su estado, en algún caso lamentable, continúa. Aunque más que suponer un gasto para las arcas del estado, desde Euroconsult, la compañía de ingeniería y servicios energéticos asegura, que había que tomarlo como una inversión. Más aún cuando aseguran que saldría un 70 por ciento más económico que levantar una gran infraestructura desde el principio.

Y eso no es todo pues desde que se aplicaron las políticas de austeridad por parte de Bruselas, una de las partidas que más sufrieron la reducción en sus propias carnes fue las de conservación de las carreteras. Tanto es así que si lo comparamos con los parámetros europeos que marcan el estado e la carretera, España invierte la mitad de cuanto sería necesario para mantenerlas y conservarlas en un estado óptimo. Según datos del RACC y de la Asociación Española de la Carretera (AEC), el gasto de la Red de Carreteras del Estado ha descendido de 1.275 millones de euros en 2012 a sólo 818 millones en 2013. Esos 500 millones de euros anuales que se dejan de invertir en conservación preventiva se transformarán en apenas diez años, según explica el presidente de Euroconcult, Leonardo Benatov, se transformarán en apenas diez años, en un desembolso de 2.500 millones de euro sino se toma conciencia de la importancia del mantenimiento, puesto que “cada euro que se deja de invertir en conservación preventiva supone al menos cinco euros de inversión futura”.

Artículos relacionados:

etiquetas:

Los comentarios están cerrados.